La excavadora de cadenas eléctricas R 976-E, junto con la R 980 SME-E, sustituyen a la ER 974 B en las extracciones de minas y carreteras.

Las últimas excavadoras eléctricas desarrolladas y producidas por Liebherr-France SAS en Colmar, Francia, son algo más que una simple adaptación de una excavadora diésel. El desarrollo y la electricidad fueron completamente diseñados y realizados por Liebherr.

Estas excavadoras de 90 y 100 toneladas tienen un diseño robusto y pueden soportar condiciones extremas. Están disponibles en versión retroexcavadora y cuchara de desfonde. Destacan por su bajo nivel sonoro, su óptima disponibilidad y por no emitir CO2 ni gases de efecto invernadero durante su funcionamiento.

El sistema eléctrico de la nueva excavadora de cadenas Liebherr R 976-E de 400 kW se alimenta con una tensión de servicio de 6000 V a través de una conexión por cable, cuya entrada está en el centro de la estructura inferior, o en los laterales, previa a petición. También está disponible un enrollacables como opción. La energía se suministra desde un tubo colector de alta tensión de 6000 V/50 Hz. Sobre la estructura superior hay un armario eléctrico transformador (alta/baja tensión) y un armario de baja tensión para la distribución y el control de la red de 690 V, 230 V y 24 V.

La tecnología integrada de la R 976-E y la R 980 SME-E presenta numerosas ventajas. Una excavadora de motor eléctrico tiene una vida útil más larga debido a su velocidad constante, independientemente de cuál sea la carga. La alta disponibilidad de potencia transitoria para los movimientos combinados de la máquina también permite obtener una gran productividad. El sistema hidráulico acciona el motor eléctrico asíncrono de bajo voltaje instalado en la R 976-E. El motor cuenta con protección térmica en los rodamientos y en los bobinados. Está integrado en un bastidor con brida reforzada, lo que permite un arranque gradual seguro. Los dos armarios eléctricos, especialmente robustos, están fabricados con una estructura mecano-soldada específicamente diseñada para soportar las condiciones de trabajo más extremas. Las puertas impermeables con cerradura (IP 65) están equipadas con interruptores de seguridad y una parada de emergencia. El armario de alta tensión sirve para establecer el contacto de conexión de la energía y transformar la tensión eléctrica, mientras que el armario de baja tensión se encarga de la supervisión de la conexión.

La excavadora eléctrica de Liebherr destaca en el mercado por su alto rendimiento. Refleja un diseño robusto basado en la experiencia en aplicaciones mineras. Su fiabilidad ha sido probada y confirmada en condiciones extremas. En el marco de un enfoque ecológico-sostenible, Liebherr garantiza la ausencia de emisiones de gases contaminantes. La electricidad fue diseñada y construida íntegramente por Liebherr-France SAS para garantizar la calidad.

Su bajo mantenimiento y reducidos costes de explotación, garantizan una rentabilidad superior a la de la excavadora con motor diésel. La R 976-E y la R 980 SME-E son extremadamente silenciosas, para una máxima comodidad. La probada robustez, fiabilidad y rentabilidad de las R 976-E y R 980 SME-E las convierten en el producto elegido por aplicaciones mineras respetuosas con el medio ambiente.

La R 976-E y la R 980 SME-E ofrecen comodidad y seguridad a sus usuarios. Disponen de una espaciosa cabina equipada con un sistema de aire acondicionado y calefacción automático permanentes así como de un sistema de cámaras de 270°, un parabrisas y una ventana de techo blindados.

La cabina del conductor también está equipada con numerosas funciones de observación adicionales, así como con una gran pantalla estándar de 9″.