Un nuevo estudio muestra que alquilar maquinaria en el sector de la construcción, por definición un modelo de negocio circular, ayuda a reducir las emisiones de carbono.

Abordar el cambio climático es uno de los objetivos principales del sector de la construcción. Un informe reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) establece que el sector de la construcción debe descarbonizarse de aquí al 2050 para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. En este contexto, el uso de maquinaria en el sector de la construcción es una de las áreas donde se puede minimizar el impacto climático, entrando en juego la opción del alquiler de equipos.

Un nuevo estudio muestra que alquilar maquinaria en el sector de la construcción, por definición un modelo de negocio circular, ayuda a reducir las emisiones de carbono. Este estudio, encargado por ERA (European Rental Association) a tres compañías de investigación independientes: Climate Neutral Group, CE Delft y SGS Search, muestra que al compartir equipos y optimizar su uso, la industria del alquiler ayuda a reducir las emisiones de carbono y reduce el impacto climático global del sector de la construcción. La reducción de emisiones se puede contabilizar entre un 30% y un 50% durante el ciclo de vida de la maquinaria alquilada, dependiendo de cómo se use el equipo.

Según Luis Ángel Salas, CEO de LoxamHune, empresa líder en alquiler de maquinaria en España, “existen cuatro factores propios del sector del alquiler que ayudan a reducir las emisiones de CO2 en el sector de la construcción”.

Adecuación

Para ser más eficiente es importante garantizar que se utilice la máquina adecuada para cada trabajo. El alquiler asegura que se use el equipo del tamaño más idóneo al trabajo a realizar. De otro modo, siempre se utiliza la máquina que se tiene en propiedad aunque el trabajo a realizar pueda hacerse con un equipo más pequeño.

Transporte

El alquiler minimiza las distancias recorridas. El directivo de LoxamHune explica que “el hecho de disponer de delegaciones por toda España, 48 en total, permite que el equipo de alquiler este siempre donde se necesita además de que los camiones de reparto no van nunca vacíos aprovechando los trayectos tanto para entregar como para recoger máquinas”. Esta optimización del transporte reduce significativamente el uso de combustible y las emisiones de carbono.

Utilización

El equipo alquilado se usa con más frecuencia que el equipo no alquilado. El alquiler maximiza la tasa de utilización de cada máquina y aumenta la eficiencia del consumo de combustible por hora de uso.

Mantenimiento

El equipo alquilado suele recibir un buen servicio de mantenimiento, lo que mejora la eficiencia y la vida útil del mismo. En LoxamHune se da mucha importancia al mantenimiento preventivo con 4.700 revisiones anuales en obra.

Tres áreas para ganar en eficiencia

Este estudio comisionado por ERA también ha identificado tres áreas principales para aumentar aún más la eficiencia: hacer elecciones responsables de combustible y energía alternativa, optimizar la logística y el transporte durante el alquiler, y garantizar el reciclaje adecuado para recuperar los materiales utilizados.

Luis Ángel Salas añade que “es importante generar conciencia sobre el alquiler de máquinas como medio para frenar las emisiones de C02 en los proyectos de obra civil, residencial o no residencial”.

El próximo paquete de descarbonización de la UE también constituye una oportunidad para identificar las mejores prácticas para reducir la huella de carbono del sector de la construcción, una de las cuales debería ser alentar el alquiler de maquinaria como una opción ecológica en comparación con la compra de equipos.