La “Semana de la Movilidad Sustentable” llegó al transporte de cargas e  IVECO se sumó a la iniciativa mundial con un evento virtual en el que líderes internacionales y locales de la empresa compartieron su mirada sobre el futuro de la actividad, marcada por una evolución hacia al uso de energías alternativas al diésel.

La presentación de la línea completa de productos a GNC, la fabricación nacional de camiones con esta tecnología, el lanzamiento del primer modelo a GNL y el camino hacia la electricidad de la mano de la alianza con Nikola Corporation fueron algunos de los temas abordados.

IVECO, marca del Grupo CNH Industrial, organizó un evento virtual en el marco de la “Semana de la Movilidad Sustentable”, una iniciativa mundial que busca incentivar la reducción del impacto ambiental que generan los medios de transporte. En este contexto, la marca se propuso generar conciencia sobre la sustentabilidad en el transporte de cargas y presentó su visión sobre el presente y futuro de la actividad, con fuerte foco en el desarrollo de vehículos comerciales propulsados por energías alternativas al diésel.

“En el mediano plazo el foco de la compañía está puesto en la electrificación, como lo demuestra nuestra alianza con Nikola Corporation para el desarrollo conjunto de vehículos con cero emisiones. Sin embargo, en esta etapa de transición entre el diésel y la electricidad, la mejor solución sin lugar a duda se encuentra en la propulsión a Gas Natural, una tecnología madura, que ya cuenta con una infraestructura desarrollada y que ofrece grandes beneficios ambientales de reducción de emisiones contaminantes. Por eso, en IVECO hemos incorporado una gama completa de productos para cubrir las necesidades de todos los transportistas que estén buscando reducir su impacto ambiental, cualquiera sea su tamaño y rama de actividad”, explica Marcio Querichelli, responsable de IVECO para América del Sur.

El Gas Natural es un combustible alternativo al diésel con características similares de rendimiento, pero con grandes diferencias desde el punto de vista ambiental, ya que reduce hasta 90% las emisiones de dióxido de nitrógeno, 99% de partículas y puede llegar hasta 95% de dióxido de carbono cuando se emplea biometano como combustible.

Por otra parte, tiene importantes beneficios adicionales como un importante ahorro en el costo de operación, en torno al 50% en el gasto en combustible, así como un bajo nivel de ruido, que contribuye a disminuir la contaminación sonora y es una característica muy valorada para operaciones nocturnas.

“El gas es el combustible que mejor responde a los cinco requisitos básicos que deben tenerse en cuenta a la hora de considerar una matriz energética para el transporte de carga: el menor impacto ambiental de pozo a rueda y disposición final; la disponibilidad del recurso natural; la madurez y confiabilidad de la tecnología; la performance operativa; y la accesibilidad en el costo de las unidades”, señala Francisco Spasaro, director comercial de IVECO Argentina.

Con grandes reservas gasíferas como las de Vaca Muerta, una red de suministro de más de 2 mil estaciones de servicio y una gama completa de productos de última generación, el GNC es actualmente una realidad para el país y tiene todas las condiciones para desarrollarse rápidamente. Por su parte, el GNL es una tecnología que a los beneficios del Gas Natural le suma el de su gran autonomía. Un modelo como el Stralis a GNL, por ejemplo, puede superar los 1600 kilómetros con una sola carga, convirtiéndose en una excelente opción para viajes de larga distancia.

Dentro de su gama denominada “Natural Power”, que incluye a sus vehículos propulsados a GNC y GNL, actualmente IVECO ofrece cuatro líneas de productos y diferentes versiones de cada uno. Se trata de las líneas Daily, Tector y Stralis, esta última en sus versiones GNC y GNL.