Este nuevo sistema de asistencia al conductor incrementa la seguridad en el almacén.

La seguridad durante la conducción de carretillas elevadoras es una prioridad para Linde Material Handling, por lo que la compañía enfoca gran parte de sus esfuerzos en el desarrollo de nuevos sistemas de alta tecnología con el objetivo de hacer del almacén un espacio más seguro. El nuevo Linde Safety Pilot es un sistema que apoya al operario en el manejo seguro de las carretillas y le ayuda a evitar situaciones peligrosas através de una pantalla ubicada en el puesto de conducción. De esta manera, se reduce a un mínimo el riesgo de accidentes, a la vez que aumenta la seguridad laboral.

Según las normas aplicables en materia de prevención de accidentes, los equipos de manutención deben utilizarse de manera que mantengan su estabilidad en todo momento. Esto significa que se transfiere al carretillero la responsabilidad de:

a) No cargar más peso de lo permitido sobre las horquillas
b) Tener en cuenta el centro de gravedad de la carga
c) No sobrepasar la altura máxima de elevación. 

No obstante, el operario se ve a menudo frente a una ecuación con tres incógnitas cuyos valores, a lo sumo, los puede estimar a grosso modo. Sin conocer exactamente los datos relevantes, que cada fabricante debe indicar en el diagrama de cargas, corre el riesgo de exponerse a sí mismo y a otros a un serio peligro.

El Linde Safety Pilot aporta una gran ayuda a esta situación, porque el conductor sólo tiene que mirar la pantalla, montada a la altura de los ojos, para obtener la solución a las tres incógnitas antes mencionadas. La pantalla no solo indica al operario el peso de la carga que se encuentra sobre las horquillas, sino que también puede visualizar el centro de gravedad de la carga, así como la altura de elevación, el ángulo de inclinación de las horquillas y la máxima altura de elevación con carga. Con su diseño, claro y ordenado, que muestra imágenes y pocos números, la pantalla permite obtener todos estos datos de forma fácil y rápida.

Sin embargo, el Linde Safety Pilot no es únicamente un mero instrumento de visualización. Si el conductor trabaja dentro de rangos de valores críticos, o si se produce un error de manejo, el sistema le advierte mediante un aviso tanto visual como acústico. Además, la unidad de control del vehículo interviene de forma activa y reguladora. Por ejemplo, si el operario desea depositar una carga en la estantería y se acerca al límite de la capacidad de carga, se reduce automáticamente la velocidad de elevación. Si el conductor sigue elevando la carga y alcanza el límite de la capacidad, entonces el vehículo entra en ¿modo seguro¿, impidiendo la ejecución de las funciones de elevación o inclinación que puedan comprometer la seguridad. Del mismo modo, se controla la velocidad de traslación en función del peso de la carga transportada, de la altura de elevación, del ángulo de inclinación y de la distancia al centro de gravedad de la carga. En otras palabras, la carretilla va reduciendo la velocidad de traslación cada vez más, si el operario sigue elevando la carga durante la conducción.