Blumaq ha demostrado siempre estar al servicio del mantenimiento de la maquinaria de obra pública y minería, que aunque están diseñadas para soportar condiciones de trabajo extremas, es necesario dedicarles una mayor atención en el invierno.

Las revisiones son fundamentales en cualquier época del año, pero en invierno es 100% imprescindible debido a la bajada de temperaturas. Esta bajada de temperaturas y las condiciones adversas del clima pasan factura a los equipos.

Una revisión periódica mantendrá la máquina en el mejor estado posible para rendir al máximo durante más tiempo.

A la hora de realizar la revisión es imprescindible prestar especial atención a las siguientes partes de la máquina:

BATERIA

Es uno de los componentes que más sufre en invierno con el frío.
Aunque haya funcionado durante el verano es posible que debido a las bajas temperaturas se descargue de golpe.
No hay que olvidar comprobar la antigüedad de la batería, revisar su carga y sustituirla si fuera necesario.
Una batería en buen estado alarga la vida útil de otros componentes como el motor de arranque.

PRESION Y ESTADO DE LOS NEUMÁTICOS

Los neumáticos son la única parte de la máquina que está en constante contacto con el suelo.
El buen o mal estado del neumático se ve afectado en función de la meteorología, la posibilidad de nieve, agua o hielo que repercuten directamente en él influyendo así en su correcto funcionamiento.
Otra de las revisiones a tener en cuenta es la presión de dicho neumático ya que influye directamente en el agarre de la maquina al suelo.

LIQUIDO REFRIGERANTE
El líquido refrigerante no solo protege el sistema de congelarse, sino que también previene la corrosión y evita la cavitación que erosiona los componentes del motor.
El líquido refrigerante pierde propiedades con el tiempo. Si no está en buen estado puede ocasionar sobrecalentamiento del motor y averías o roturas bastante costosas.

ACEITES

Con las bajas temperaturas todos los aceites se vuelven más densos.
La viscosidad de los aceites varía directamente con los cambios de temperatura. Comprobar y elegir el aceite apropiado para la temperatura de la zona en la que se va a trabajar es fundamental para que el invierno no pase factura a la máquina.
Importante comprobar niveles de aceite motor, hidráulico, servotransmision y ejes.
Y siempre, comprobar y sustituir si es necesario.

LUCES

En invierno las malas condiciones meteorológicas y la reducción de horas de luz hace mucho más importante que todas las luces funcionen correctamente.
Es conveniente elegir una iluminación de alta resistencia, con mayor durabilidad y una óptima calidad lumínica para las condiciones más oscuras.
 

LIMPIAPARABRISAS

La correcta visibilidad es imprescindible en los trabajos que se realizan.
Si las escobillas del limpiaparabrisas no limpian bien el cristal o hacen ruido ha llegado el momento de cambiarlas.
Es fundamental en cualquier época del año, pero más en otoño o invierno ya que las condiciones climatológicas son más adversas.
Además, hay que comprobar y rellenar liquido limpiaparabrisas si es necesario.

FRENOS

Las distancias de frenado aumentan cuando el terreno no está seco. Para un trabajo seguro es tarea obligatoria comprobar y verificar el estado de los frenos.
Independientemente de la época del año es imprescindible la revisión de los frenos; La seguridad del operador está en juego.

CALEFACCIÓN

Además del confort que la calefacción aporta a la cabina, también ayuda a desempañar los cristales en tiempo frio.
Debido a la falta de uso en verano el radiador podría estar obstruido, por eso es fundamental incluirla en la revisión de invierno. No hay que olvidar cambiar también los filtros de cabina.

SISTEMA DE ENGRASE

Las bajas temperaturas ambientales, influyen en la capacidad de lubricación.
Por eso, es importante elegir bien la consistencia de la grasa dependiendo de la temperatura de la zona.
una buena grasa además de disipar el calor y reducir el desgaste de articulaciones, ejes, crucetas, rodamientos y cojinetes los protege contra el agua y la corrosión durante los meses invierno.

TREN DE RODAJE

Durante el invierno, las condiciones del terreno son muy cambiantes.
El buen estado del tren de rodaje de la máquina, ya sea de acero o de goma, hace que se tenga el máximo control en cualquier momento a la hora de realizar los trabajos.

CORREAS Y TENSORES

Las correas son una de las piezas con mayor riesgo de deterioro, no solo por el paso del tiempo y el desgaste, sino también por los cambios de temperatura que provocan que éstas se cuarteen o endurezcan provocando ruidos durante el funcionamiento o roturas que conllevan reparaciones más costosas. Es necesario comprobar su estado, la tensión y reemplazarlas si fuera necesario.