Epiroc acelera el desarrollo de máquinas eléctricas. El objetivo es conseguir una minería subterránea de cero emisiones y un entorno de trabajo bajo tierra más seguro y saludable en todo el mundo.

En la última película de Epiroc, el mensaje era claro: lo más importante es la salud de los mineros y de todo el personal subterráneo. Y para ello, ser cero emisiones es algo a destacar.

Con el objetivo de crear un entorno de trabajo más saludable y satisfacer las demandas actuales de tecnologías más limpias, Epiroc ha creado una completa gama de vehículos accionados con batería eléctrica, que cubren todo el proceso de trabajo, desde el empernado, la perforación frontal, el saneado y el transporte de materiales. «Los contaminantes pueden eliminarse por completo reemplazando los equipos tradicionales que funcionan con diésel por maquinaria de batería eléctrica. Ésta contribuye a un ambiente de trabajo más seguro y saludable para todos los operarios y personal que trabaja bajo tierra», declara Sami Niiranen, Presidente de la División de Excavación Subterránea en Roca. «Ser cero emisiones es el futuro de la minería subterránea y la excavación de túneles».

Los equipos de batería eléctrica permiten alcanzar varios beneficios en una mina, como mejorar la salud y la seguridad, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y reducir los costes de operación. Las emisiones son preocupantes en superficie pero bajo tierra se vuelven críticas rápidamente. «A medida que las minas se expanden y se profundiza, las necesidades de ventilación aumentan y los costes se disparan», explica Franck Boudreault, Director de Producto de Electrificación de la División de Excavación Subterránea en Roca de Epiroc. «La maquinaria eléctrica genera ahorros significativos en ventilación y contribuye a un trabajo y a un planeta más saludables».