La industria de la construcción en América Latina continúa su recuperación y verá un modesto fortalecimiento en su crecimiento durante 2019, con la expectativa de una expansión más robusta durante 2020.

A pesar del aumento en la tensión comercial, la incertidumbre política y las presiones fiscales que afectan las economías latinoamericanas, la industria de la construcción crecerá a razón del 1,1 % en 2019 y a un promedio del 2,6 % anual de 2020 a 2023.

Sin embargo, en términos del PIB o del mercado de infraestructura, el crecimiento no es equitativo en todo el continente. Un grupo selecto de países está superando los mercados, y tiene la capacidad de atraer un abundante capital privado y público, impulsado, en parte, por los fuertes precios de las materias primas de los mercados de extracción, para respaldar la inversión en infraestructura, mientras que otros mercados de mayor riesgo con oportunidades más limitadas continúan afectando el atractivo general de la región. La mejora de la expansión de la industria se verá impulsada por un regreso a un crecimiento significativo en varios mercados grandes como Brasil y Colombia, así como por el crecimiento fuerte y continuo de otros mercados, incluidos Chile y Perú.  (Fitch Solutions).

Riesgos/recompensas de la infraestructura

Con el fin de esbozar una imagen más amplia de la región que considere tanto el crecimiento económico como la posible turbulencia política, podemos utilizar el índice de recompensa de riesgo país de BMI. El índice de riesgo país de BMI ofrece una evaluación comparativa por país de los riesgos políticos, económicos y operativos para la estabilidad en un horizonte temporal a corto y largo plazo. Cuanto más alta es la calificación, más atractivo es el mercado. (Fitch Solutions)

A pesar de que el atractivo económico de la región en general mejoró ligeramente, según Fitch Solutions, América Latina aún se sitúa por detrás del promedio mundial. Algunos países como Chile, Colombia y Perú reciben buenas calificaciones, ya que los años de políticas favorables a los negocios han creado un fuerte acceso a la inversión privada, así como a la inversión en infraestructura a gran escala. (Fitch Solutions)

En Chile, los fuertes precios de las materias primas y una sólida cartera de proyectos impulsan la compra de maquinaria y equipos. En Colombia, el crecimiento se ve respaldado por un fuerte sector del petróleo y el gas, que impulsa los salarios, el consumo y la confianza empresarial. La inversión en infraestructura pública y en los sectores de la extracción continuará desarrollándose. (Fitch Solutions)

Si bien México ha superado a Perú como el tercer mercado más atractivo, Perú sigue siendo el país con más rápido crecimiento de América Latina; las inversiones en el sector minero y el consumo privado apoyan la actividad económica. Naturalmente, la dependencia de los precios de las materias primas, ya sea minerales o petróleo, crea un riesgo a la baja relacionado con el comercio internacional. (Fitch Solutions)

A diferencia de México, que podría estar experimentando algún riesgo a la baja relacionado con un posible alejamiento de las prácticas favorables a los negocios bajo el nuevo gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Brasil, el segundo mercado de infraestructura más grande de la región, el recientemente electo presidente, Jair Bolsonaro, parece estar haciendo esfuerzos para atraer una mayor inversión. (Fitch Solutions)

Demanda de maquinaria

Una industria de la construcción en recuperación y en constante crecimiento, combinada con un mayor apoyo de los servicios de extracción, sienta las bases para la demanda de equipos de minería y construcción. La producción bruta de máquinas para la minería y la construcción disminuyó considerablemente en 2015 y 2016, pero comenzó a repuntar en 2017 y 2018. En 2019, se espera que el mercado se mantenga de estable a ligeramente a la baja, aunque la producción en Brasil, el mercado más grande, mostró un crecimiento de alrededor del 10 %. Según los pronósticos resumidos para Brasil, Argentina, Uruguay, México, Venezuela, Chile, Perú, Colombia y Ecuador, se espera un crecimiento de entre un 2 y un 4 % anuales hasta el 2024, con una recuperación lenta a los niveles anteriores a la caída. Parece que la región se está recuperando de la caída de 2015-2016/17, aunque lo está haciendo a un ritmo moderado. (Oxford Economics)

A pesar de los problemas cíclicos que nuestros fabricantes de equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés) enfrentan una y otra vez en los mercados claves, América Latina continúa ofreciendo oportunidades significativas. El mercado latinoamericano de infraestructura continúa recuperándose y creciendo. Si bien sigue habiendo inquietudes en cuanto a la incertidumbre política, la corrupción y las presiones fiscales, América Latina es una historia de dos mercados. Existe una fuerte división entre un grupo de países que está superando no solo a la región a través de la capacidad de atraer capital privado, infraestructura de apoyo y aumento de la demanda de los productos de sus países. Otro grupo está lidiando con la corrupción, el crimen y los entornos institucionales débiles, todo lo cual está afectando a la región. Desde la perspectiva de la maquinaria, sin considerar algunos valores atípicos, el crecimiento anual de la región se puede prever entre el 3 y el 5 % anual para el período de 2020 a 2023.

La región ha demostrado ser un campo atractivo para las compañías que planean expandir y consolidar sus operaciones y su alcance en el mercado. La importancia de tener una presencia constante y comprometida basada en el crecimiento a largo plazo con frecuencia es crucial. El objetivo de AEM es ayudar a las compañías miembros a identificar estas oportunidades a través de servicios que les ayuden y les sirvan, alineados de la mejor manera con su dirección estratégica de negocios.

En 2015, AEM lanzó una feria comercial enfocada en los equipos de construcción, CONEXPO América Latina, para ayudar a facilitar las oportunidades de negocios. La exposición trienal, de propiedad y operación de AEM, es un gran ejemplo de la colaboración entre AEM y sus miembros. CONEXPO América Latina nació de la necesidad expresada de contar con un evento regional de calidad CONEXPO que pudiera ofrecer a los fabricantes de equipos de construcción pesada la plataforma profesional necesaria para exhibir sus productos y sus servicios, una plataforma para interactuar con compradores calificados de habla hispana de América Latina.

CONEXPO América latina regresará a la región, del 2 al 5 de octubre de 2019, en Santiago de Chile. Visite    www.conexpolatinamerica.com.