Leyes de atracción: Las nuevas bolas de sujeción magnética de norelem permiten posicionar con facilidad las piezas de trabajo.

Los fabricantes, los ingenieros de diseño y los fresadores pueden posicionar y fijar con libertad las piezas de trabajo sobre superficies grandes gracias a las nuevas bolas de sujeción magnética de norelem.
La sujeción rápida y flexible de componentes en la construcción de herramientas, moldes y dispositivos es una cuestión fundamental. Los fabricantes de herramientas tienen que poder soldar a láser, pulir, montar y ajustar piezas que encajen entre sí de manera adecuada con la mayor flexibilidad y eficiencia. Las bolas de sujeción magnética de norelem permiten realizar con rapidez las tareas de sujetar y soltar una pieza de trabajo.

Están disponibles en cuatro tamaños diferentes con superficies de adherencia de 80-160 mm de diámetro para sujetar las piezas de trabajo con un imán permanente que tiene una fuerza nominal de adherencia de hasta 100 N/cm² que se activa y desactiva con una llave Allen. Cuando se gira la llave 120º se libera totalmente la fuerza del imán, y también se puede optar por una activación parcial del imán que permita un posicionamiento fácil de las piezas.

Marcus Schneck, CEO de norelem, dice que “la eficiencia y el incremento de productividad son la clave en la ingeniería, y con nuestra nueva gama de bolas de sujeción magnética los ingenieros pueden acelerar sus procesos de mecanización y construcción de herramientas”.

“Con un simple giro de una llave las piezas de trabajo se pueden ajustar de forma rápida ofreciendo una superficie libre de obstáculos para realizar la tarea de ingeniería necesaria.”

Las bolas de sujeción magnética se pueden ajustar en ángulos de giro de hasta 90° en función de la geometría y el peso de las piezas de trabajo. Para asegurar un acabado de alta calidad la superficie de adherencia tiene un fino paso polar de 1,5 mm y está montada sobre una bola de aluminio anodizada. La bola, por su parte, se encuentra alojada en un anillo de acero niquelado químicamente y forrado de cuero que se mantiene en su posición por efecto de deslizamiento adherente.