Las nuevas brocas CoroDrill® de metal duro enterizas son perfectas para piezas de superaleaciones termorresistentes, titanio y composites.

El especialista en herramientas de corte y sistemas portaherramientas Sandvik Coromant presenta sus dos nuevas brocas de metal duro enterizas para mejorar la homogeneidad y el rendimiento de las operaciones de mecanizado de agujeros en piezas de materiales aeroespaciales exigentes como las superaleaciones termorresistentes (HRSA, por sus siglas en inglés), las aleaciones de titanio y los composites.

“Existen retos específicos asociados al taladrado de estos materiales aeroespaciales”, cuenta James Thorpe, manager global de productos de taladrado de Sandvik Coromant. “La resistencia a la fatiga, la dureza y la tenacidad de las superaleaciones termorresistentes a alta temperatura se combinan para desarrollar una serie de mecanismos de desgaste en las brocas”. Aaron Howcroft, manager global de productos de composites de Sandvik Coromant, añade: “Los composites, por otro lado, experimentan la separación de las capas bajo la tensión mecánica del taladrado, un proceso conocido como delaminado. Nuestras nuevas soluciones CoroDrill® han sido diseñadas específicamente para combatir problemas como estos y ofrecer una vida útil y un rendimiento optimizados”.

La nueva broca de metal duro enteriza CoroDrill 860 con la geometría -SM ha sido desarrollada para ofrecer una seguridad del proceso robusta, una gran integridad del agujero y una excelente vida útil de la herramienta, convirtiéndola en la primera elección para proteger la calidad al taladrar agujeros en materiales ISO S como las superaleaciones termorresistentes, que incluyen Inconel, Waspalloy, Hastelloy y Udimet.

Asimismo, hay disponible una nueva calidad, 1210, que también presenta un nuevo recubrimiento, para la broca de metal duro enteriza CoroDrill 860 con la geometría -SM que ha sido diseñada para garantizar una gran reducción del desgaste en incidencia frente a las soluciones existentes. El resultado es un filo homogéneo y fiable que ofrece una precisión dimensional excelente y una tolerancia optimizada del agujero acabado. Por este motivo, la broca también es perfecta para la producción no supervisada, donde los usuarios pueden esperar una considerable reducción de las tasas de descarte y el coste total por agujero.

También se lanza la broca de metal duro enteriza CoroDrill 863 con la geometría -O, una solución optimizada para piezas aeroespaciales de composites. Con una excelente vida útil de la herramienta y una altísima integridad del agujero, el sustrato se basa en una nueva calidad, O1AD, para una resistencia al desgaste optimizada. Incluye un gran ángulo de desprendimiento axial para un delaminado reducido en plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP, por sus siglas en inglés) unidireccional.

La vida útil se ve radicalmente mejorada al usar la broca de metal duro enteriza CoroDrill 863 con la geometría -O, aumentando en ocasiones hasta en metros la cantidad del material taladrado. La reducción de los cambios de herramienta es por tanto un beneficio adicional de usar esta broca fiable y repetible. Las piezas de composites habituales que se beneficiarán son los bastidores de avión, cajas de ala, secciones del fuselaje, travesaños de suelo y flaps. La gama está disponible para 4xD hasta 5xD, en diámetros de 3 a 10 mm (0,118 a 0,393 pulgadas).