NSK ha desarrollado unos nuevos rodamientos de cuatro hileras de rodillos cónicos sellados para trenes de laminación con el fin de ofrecer el mejor rendimiento de su categoría, así como unos innegables beneficios medioambientales.

Estos rodamientos incorporan una grasa resistente al agua de nuevo desarrollo que queda completamente confinada en el interior del mismo. La vida útil de estos nuevos rodamientos normalmente se duplica en condiciones difíciles, como aquellas en las que existe un alto riesgo de penetración de agua. Además, el diseño sellado permite que el consumo de grasa sea muy inferior al que presenta un rodamiento “abierto” convencional, mientras que el riesgo de contaminación del medio ambiente también se reduce de forma considerable.
Los nuevos rodamientos sellados de cuatro hileras de rodillos cónicos de larga vida útil de NSK con la nueva grasa AQGRD satisfacen la principal demanda de las aplicaciones de trenes de laminación: la necesidad de disponer de unos rodamientos duraderos. Los trenes de laminación suelen utilizar pares de rodillos de laminación para laminar bloques de acero fundido u otros metales en formas específicas, como por ejemplo en bobinas o planchas. Este trabajo es especialmente exigente para los rodamientos, que deben soportar unas pesadas cargas a altas velocidades y temperaturas, además de una exposición constante a las salpicaduras de agua y partículas metálicas.

Estas severas condiciones de funcionamiento pueden originar fallos prematuros de los rodamientos debido a diferentes tipos de marcas como la descamación. La descamación se produce cuando la fatiga provoca que pequeñas piezas del material del rodamiento se separen de la superficie lisa del camino de rodadura. Este efecto crea unas regiones rugosas que terminan provocando que el rodamiento falle.

La principal innovación diseñada para ayudar a combatir estos problemas es la grasa resistente al agua AQGRD de nuevo desarrollo. La composición optimizada de este tipo de grasa crea una película de aceite más gruesa y una capa protectora entre los caminos de rodadura y los rodillos, inhibiendo el contacto directo sin lubricación y evitando la corrosión. La prevención de la oxidación es importante, ya que limita los efectos perjudiciales tales como la descamación, que comprometen la vida útil del rodamiento, se originan en zonas de corrosión. Finalmente, una vida útil más prolongada reduce los costes de mantenimiento y aumenta la eficiencia operativa. Además, dado que en estos casos los rodamientos deben sustituirse con menos frecuencia, se ayuda a minimizar la huella de carbono y el consumo de recursos.

Además de las ventajas de una prolongada vida útil, el menor consumo de material y energía también se reflejará en los ciclos de sustitución de los rodamientos convencionales, lo que a su vez ayuda a reducir las emisiones de CO2.

En el futuro, NSK continuará desarrollando y fabricando productos orientados a lograr una sociedad sostenible.