El  antiguo arte  de los muros de piedra seca y  la nueva  técnica de ingeniería naturalística de los suelos reforzados ahora tienen un aliado para ser más eficientes, MB Crusher.

La UNESCO también intervino para legitimar el valor: a finales de 2017, el arte de los muros de piedra seca fue inscrito en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial para ser protegido y salvaguardado.

Las causas tienen raíces lejanas: el conocimiento de esta técnica se ha transmitido entre las antiguas comunidades rurales hasta los profesionales de hoy. Siempre con un objetivo único: prevenir desprendimientos de tierras e inundaciones, luchar contra la erosión del suelo y la desertificación, respetando plenamente el medio ambiente. Para compartir la inscripción son ocho países europeos en los que las técnicas de construcción de muros de piedra seca son diferentes pero todas “realizados a la perfección” o con las  piedras una encima de la otra, sin el uso de otros materiales salvo en algunos casos, de tierra seca.

Sin embargo, con el tiempo, también las técnicas más antiguas se unieron al trabajo de los “artesanos”, mano de obra calificada que lamentablemente está desapareciendo, el de nuevos equipos, capaces de terminar el trabajo más rápido y garantizar la máxima precisión: como la Pinzas seleccionadoras MB-G, cuyas garras agarran, mueven, colocan piedras, rocas o peñascos de todo tipo y tamaño con extrema precisión y delicadeza. Como en tres obras de construcción diferentes, uno en Francia, uno en Alemania y el otro en Eslovenia, donde la pinza MB fue elegida para construir muros de piedra seca precisamente porque su plancha inclinada le permitía tener un alcance más amplio y posicionar las piedras con extrema precisión, a diferencia de otros equipos – como la cuchara de excavación – con las que sería imposible hacerlo. Después es posible instalar un kit de dientes, que facilita el agarre y el control de materiales con pesos y formas particulares.

También para los muros realizados con postes de madera, los operadores eligieron trabajar con los productos MB Crusher, en este caso cucharas trituradoras y cribadoras. La razón es simple: triturando y cribando en el sitio, es posible recuperar el material de desecho y usarlo inmediatamente como drenaje o estabilizado. Esto es lo que hizo una empresa italiana, que en una obra para la reconstrucción de una escarpada de contención que se había derrumbado utilizó las dos unidades MB: costos logísticos cancelados, uso de materiales locales, velocidad de realización, sin dificultades por el desnivel. de la escarpada.

Una especie de evolución de los muros de piedra seca es la nueva técnica de los suelos reforzados, la solución de ingeniería naturalística  que permite sustituir los muros de hormigón con  estructuras de menor impacto ambiental. De hecho, como para los muros de piedra seca, utiliza materiales de relleno locales, tiene un aspecto natural, es más elástico a las tensiones del suelo y es simple en la  instalación y mantenimiento. Es significativo el caso de una empresa veneta encargada de construir un muro de contención en suelos reforzados para reemplazar la mampostería de hormigón existente. Sonia, la geotécnica de la empresa constructora, explica cómo solucionaron los problemas de gestión del material de desecho y el espacio limitado de maniobra debido a la pendiente de la carretera de montaña.

“Para realizar este trabajo confiamos  en los equipos MB Crusher para las fases de trituración y de cribado. 

Así  ahorramos  en la compra de material nuevo triturando las piedras recuperadas del cribado de la tierra y que de otro modo hubiéramos tenido que eliminar  con costos sustanciales para obtener del pedregullo    que usábamos para el drenaje. El suelo cribado, en cambio, se reutilizó inmediatamente dentro de los encofrados. Agradezco a MB Crusher el consejo que nos permitió ganar dinero en términos de tiempo y costos, todo ello respetando el medio ambiente “.