La popular versión para túneles de los martillos SB cuenta ahora con dos nuevas incorporaciones. El nuevo SB 202 Tunnel ligero y el potente SB 552 Tunnel aportan versatilidad en ambos extremos de la gama.

Grandes (y pequeñas) noticias en la gama para túneles de los martillos hidráulicos con cuerpo monobloque.

El arduo trabajo de perfeccionar el aclamado concepto del martillo SB para aplicaciones subterráneas derivó en el lanzamiento de los modelos SB 302 y SB 452 en versión Tunnel en 2017. Con características centradas en una mayor vida útil y menores costes generales, se convirtieron en todo un éxito. A mediados de 2020, la familia se duplicará en tamaño. Tanto el más ligero SB 202 de 200 kg, como el potente SB 552, con un peso de servicio de 560 kg, compartirán la popularidad y la robustez de los modelos anteriores. Así se amplía también el rango de máquinas portadoras aptas a 2,5-15 toneladas, cuando antes era de 4,5-13 toneladas.

Entre las modificaciones específicas, se encuentran la placa de desgaste reemplazable y la carcasa antipolvo del protector frontal que prolonga su vida útil al evitar que las rocas de mayor tamaño dañen la carcasa y al aislarlo del polvo, de vital importancia para tareas aéreas. La versión para túneles también integra boquillas que pulverizan agua, con un efecto positivo para la salud y la seguridad. Como el agua atrapa el polvo, la visión del operario permanece despejada y el polvo se queda en el suelo. El desgaste de la abertura del casquillo se minimiza con un casquillo que encaja a presión y que está asegurado con un pasador adicional. Los restrictores intercambiables se encargan de que el rendimiento se ajuste a los requisitos de la tarea, ya sea un picado tradicional o la rotura de rocas más pesadas.

La naturaleza de su cuerpo monobloque queda patente en esta versión especial avanzada. Entre los rasgos más apreciados heredados del martillo SB original están el sistema de recuperación de energía que aprovecha el retroceso del pistón para reducir las vibraciones y aumentar el rendimiento; la válvula limitadora de presión que lo protege frente a sobrecargas; y además todas las ventajas relativas al peso, diseño y durabilidad del propio cuerpo monobloque.

“Estamos encantados de brindar más opciones a todos nuestros clientes de excavación subterránea. Su negocio es nuestra prioridad principal y, con la vida útil y el bajo coste de explotación de estos martillos, sabemos que podemos asistirles aún mejor”, concluye Luis Miguel Bustos, Business Line Manager Iberia de Epiroc.