FPT INDUSTRIAL SE CENTRA EN LA AGRICULTURA SOSTENIBLE CON SU NUEVO MOTOR N67 DE GAS NATURAL.

Dentro de su compromiso permanente de soluciones de motopropulsores sostenibles, FPT Industrial presenta el motor N67 de gas natural desarrollado especialmente para  aplicaciones todoterreno.

Con este lanzamiento en la feria Agritechnica, la marca aplica su experiencia en motores de gas natural (Natural Gas) para dirigir la introducción de esta tecnología en la maquinaria agrícola y de construcción. De hecho, gracias al lanzamiento del F28 Natural Gas, FPT Industrial es el primer fabricante que tiene una serie de motores de gas natural de gama media y baja para la agricultura.

page1image385468640

El N67 Natural Gas se presentó con una cilindrada de 6,7 litros y seis cilindros en línea el nuevo motor ofrece unas prestaciones como las de un diésel en aplicaciones agrícolas, y entrega una potencia de 180 CV a 1800 rpm y un par de 1035 Nm a 1500 rpm.

El N67 NG es compatible con gas natural comprimido GNC, gas natural licuado, GNL y biometano con unas emisiones de CO2 un 10% inferiores a las de los motores diésel en condiciones reales de trabajo. Al funcionar con biometano se pueden alcanzar prácticamente 0 emisiones e incluso negativas, contribuyendo así a una nueva economía circular libre de costes por residuos y combustible que pueden conducir a una agricultura totalmente eficiente y productiva.

El gas natural también produce hasta un 98% menos de partículas (PM) y un 48% menos de NOx en comparación con el diésel. Todos estos beneficios medioambientales han sido probados en más de 50 000 unidades de motores FPT Industrial de gas natural vendidos hasta la fecha en todo el mundo, y son el resultado de los más de 20 años de experiencia de la compañía en esta tecnología. La marca tiene actualmente un 70% de cuota del mercado europeo de motores de gas natural para el transporte de mercancías y personas y es además el fabricante con la gama más amplia de motores de gas.

El motor N67 NG tiene un diseño robusto orientado al todoterreno, con materiales de alto rendimiento y una configuración estructural para adaptarse a tractores garantizando la durabilidad y fiabilidad. La combustión estequiométrica y la inyección de gas multipunto aseguran una combustión estable y limpia con alta eficiencia y bajas emisiones. Por último, también tiene unos costes de explotación reducidos en comparación con el diésel, un intervalo de mantenimiento de 600 horas y un sistema de postratamiento mediante un catalizador de tres vías sin mantenimiento que cumple las normas más actuales de emisiones.