Volvo Construction Equipment presenta las cargadoras de ruedas L110H, L120H, L150H, L180H, L180H High-Lift y L220H, con numerosas mejoras que aceleran los tiempos de ciclos, a la vez que mejoran el consumo de combustible hasta un 20%.

Presentamos las nuevas cargadoras de ruedas de la serie H, las cuales vienen equipadas con la tecnología más avanzada de Volvo, como el sistema OptiShift de segunda generación, así como los nuevos sistemas hidráulico con sensor de carga y de transmisión.

FUNCIONAMIENTO MÁS INTELIGENTE

Se ha partido de la eficiencia que han demostrado tener las cargadoras de ruedas de la serie G para desarrollar las L150H, L180H y la L220H, las cuales proporcionan un consumo de combustible hasta un 15% más eficiente, mientras que las L110H y la L120H elevan esta cifra hasta el 20%. A esta mejora se suman el sistema OptiShift de última generación, con el que el operador puede personalizar el accionamiento del bloqueo de la máquina, un poderoso motor, una optimización de los implementos y el nuevo freno seco de estacionamiento con un diseño concebido para eliminar las pérdidas de arrastre. Esta versión mejorada de la tecnología OptiShift integra la función de marcha atrás con frenado y el nuevo convertidor de par con bloqueo para crear una conexión directa entre el motor y la transmisión. Asimismo, contribuyen a ahorrar combustible otras dos características: por un lado, el pedal eco también, el cual ejerce una fuerza mecánica de retroceso cuando se usa en exceso el acelerador y, por otro, el último sistema hidráulico, el cual regenera el aceite en los circuitos de cilindros de elevación e inclinación, y desactiva las bombas hidráulicas.

HASTA UN 10% MÁS DE PRODUCTIVIDAD

Con vistas a proporcionar una estabilidad y una eficiencia insuperables, las cargadoras de ruedas de la serie H incorporan mejoras, como su nueva transmisión, la cual se asocial en perfecta armonía con el motor y los ejes. El nuevo convertidor proporciona un mayor par, lo cual se traduce en un mejor rendimiento a revoluciones más bajas. Por otra parte, se ha reducido el paso entre los engranajes logrando así una aceleración más rápida y un funcionamiento más fluido. Todas estas nuevas cualidades se unen al avanzado sistema hidráulico con sensor de carga, cuyo diseño logra mejorar la capacidad de respuesta de los implementos y la velocidad de elevación y descenso de la pluma. El resultado es la serie H, es decir, una versión mejorada de cargadoras de ruedas capaces de ofrecer una productividad hasta un 10% más elevada con respecto a la serie G.

CARGA MÁXIMA

Sin embargo, las cargadoras de ruedas mejoradas de la serie H no solo destacan por su elevada eficiencia, sino que además presumen de una gran versatilidad gracias a la amplia gama de aplicaciones que permiten, desde la manipulación de materiales, residuos y reciclado, hasta la remanipulación o el manejo de desechos o bloques. El exclusivo sistema de cinemática TP (Torque Parallel) ofrece un elevado par de arranque y un excelente movimiento paralelo en toda la elevación.

Con el fin de reducir al mínimo las pérdidas energéticas mientras se saca todo el partido al rendimiento, estas máquinas vienen con una gama de implementos exclusivos de Volvo. Estos han sido fabricados como parte integral de las cargadoras de ruedas e incorporan funciones y propiedades que sirven de complemento perfecto. La gama de implementos incluye horquillas y garras, así como diferentes cucharas. Las nuevas cucharas Volvo de manipulación ofrecen un nuevo diseño con lados convexos y una protección contra derrames mejorada para que resulte más fácil llenarlas con un derrame mínimo. El sistema de suspensión de pluma opcional reduce el derrame de la cuchara, lo que eleva la productividad hasta un 20% en terrenos duros.

Con la Asistencia a la carga, un sistema dinámico para pesar las cargas, los clientes pueden gestionar los pedidos de trabajos y controlar su productividad con la máxima facilidad. Con la asistencia de la pantalla táctil de 10 pulgadas Volvo Co-Pilot, el Asistente de carga realiza un seguimiento de la cantidad de material que se mueve, para que cada uso de la cuchara resulte totalmente provechoso.