Atlas Copco está celebrando el décimo aniversario de una innovación que abrió nuevos caminos en la protección de compresores de aire transportables. La cubierta de protección HardHat está hecha de polietileno lineal de densidad media. Desde su lanzamiento en múltiples mercados, el HardHat ha reemplazado gran parte de los capós de protección de metal estándar industrial. Con decenas de miles de unidades vendidas en los últimos diez años, Atlas Copco ha establecido nuevos estándares para carrocerías de compresores transportables que se adecuan perfectamente a los exigentes requisitos de los mercados de construcción y alquiler.

“El HardHat es la mejor solución para el cliente. El reto fue crear un sistema más resistente y con un diseño más estético que aumentara el rendimiento y, sobre todo, que no sobrepasara el límite de 750 kg, para facilitar el remolque”, explica Kris van Bosstraeten, diseñador jefe de proyectos en la división Portable Energy de Atlas Copco, y añade: “escuchando a nuestros clientes e invirtiendo tiempo y esfuerzo en desarrollar la nueva cubierta de protección, hemos cambiado la opinión del mercado con una auténtica innovación.”

El HardHat es ideal para el uso en obras y como maquinaria de alquiler, ya que su material protege íntegramente las máquinas en funcionamiento bajo la cubierta. Este enfoque de diseño y el material resistente garantizan un rendimiento superior durante años de servicio sin que se deteriore su aspecto exterior, lo que contribuye a conservar un alto valor de reventa y proporciona al cliente un extraordinario coste total de propiedad. Gracias al uso de plástico, en vez de metal, la carrocería de polietileno es resistente a la corrosión y a daños, ligera y respetuosa con el medio ambiente y se adapta mejor a los entornos difíciles del uso in situ.