Con el exitoso lanzamiento al mercado de la nueva generación de fresadoras grandes, Wirtgen ha logrado una mejora sostenible del fresado en cuanto a rendimiento y eficiencia.

Ahora, el especialista en fresadoras en frío completa la serie F inteligente con sus dos buques insignia, la W 220 Fi y la W 250 Fi. Celebran su estreno mundial en Conexpo-Con/Agg 2020.

Las nuevas fresadoras grandes W 220 Fi y W 250 Fi cubren con una profundidad de fresado máx. de hasta 350 mm/14 pulgadas un amplio campo de aplicaciones, desde el saneamiento de capas de rodadura hasta la extracción completa, pasando por trabajos de fresado fino. Para los máximos rendimientos de fresado eficiente hay disponibles diversos conceptos de accionamiento. Así, la W 220 Fi está equipada con el sistema de cambio de dos marchas en función de la carga Dual Shift, mientras que la W 250 Fi presenta el accionamiento de motor doble Active Dual Power. Con 801 HP/812 CV (W 220 Fi) y 1010 HP/1024 CV (W 250 Fi), las dos emblemáticas fresadoras cuentan con una enorme potencia de motor.

Mill assist de serie

Al igual que los modelos de la serie F ya exitosos en el mercado, como la W 200 Fi, la W 207 Fi y la W 210 Fi, también la W 220 Fi y la W 250 Fi marcan hitos en cuanto a potencia de fresado y eficiencia de máquina. En el modo automático, el sistema de asistencia en fresado de serie Mill Assist ajusta la relación de trabajo más favorable entre el rendimiento y los costes operativos. Esto no solo aumenta el rendimiento de fresado, sino que también reduce el consumo de gasóleo, agua y picas y las emisiones de CO2.

Parámetros de máquina óptimos con todas las estrategias de trabajo

El maquinista puede preseleccionar adicionalmente una estrategia de trabajo «Optimización de los costes», «Optimización del rendimiento» o «Calidad del fresado». Así es posible, por ejemplo, definir previamente la calidad de fresado necesaria en una escala del 1 (gruesa) al 10 (muy fina) con solo pulsar un botón.

Control automático de los accionamientos de motor

Mill Assist también controla automáticamente Dual Shift, la caja de cambio de dos marchas en función de la carga. En combinación con el motor diésel, los números de revoluciones del tambor de fresado se pueden ampliar por arriba y por abajo adecuándolo a un enorme campo de aplicaciones. De este modo, al trabajar en un régimen bajo es posible minimizar significativamente el consumo de gasóleo y el desgaste de las picas. En el régimen superior se consigue una alta calidad del patrón de fresado incluso con un rendimiento elevado por unidad de superficie.

Con el accionamiento de motor doble Active Dual Power de la W 250 Fi se controla automáticamente un solo motor o bien ambos motores en función de la situación de obra concreta y de la estrategia de trabajo previamente seleccionada. Además, los motores funcionan de forma eficiente con el respectivo régimen óptimamente adaptado. Esto permite conseguir un ahorro considerable de costes en cuanto a gasóleo y picas de corte.