GAM desarrolla un proyecto de reciclaje integral de maquinaria, apostando por la sostenibilidad y la economía circular.

GAM ha apostado por un proyecto de sostenibilidad que engloba  la creación de la filial Inquieto, para el suministro de equipos cero emisiones en la logística Última Milla y el desarrollo del Plan de refabricación de maquinaria, para  reducir el impacto ambiental disminuyendo la producción de maquinaria nueva y el aprovechamiento de recursos disponibles.

GAM ha desarrollado un proyecto de reciclaje integral de maquinaria que verá la luz este año generando más de 100 puestos de trabajo y reduciendo notablemente los residuos generados.

Cada máquina que llegue al final de su vida útil, será analizada para su reutilización y su relanzamiento al mercado. La idea,  plantea tres posibles vías para la refabricación de los equipos:

Refabricación completa de maquinaria

Una vez analizada la máquina, pasará por un proceso de reacondicionamiento completo: sustitución de piezas y repuestos, desde los neumáticos hasta los motores, cuadros de mando y controles hidráulicos. Así mismo, se sustituirá la carrocería de ser necesario o se aplicarán las mejoras necesarias para poder alargar la vida de la máquina y que pueda ser relanzada al mercado, vendida a un precio menor que la recién fabricada.

Reciclaje de materiales

Un tercer supuesto, engloba las máquinas y componentes que no puedan ser reutilizados para la fabricación de maquinaria o para su reacondicionamiento. Se aprovecharán los materiales para que puedan ser utilizados en distintas aplicaciones y sectores.

Reutilización de los componentes

Las máquinas que no puedan alargar su vida útil, por daños mecánicos o falta de seguridad, serán desmontadas y sus recambios y distintas partes, serán analizadas individualmente para poder aprovecharlas en otras máquinas, con el fin de disminuir también la fabricación primaria de repuestos y recambios de las mismas.

Cero residuos, cero emisiones.

El objetivo del proyecto de refabricación de maquinaria es lograr pasar de una economía lineal a una economía circular y colaborativa, en la que se disminuyan residuos y emisiones.

Con este proyecto, se consigue disminuir el consumo de materias primas y las emisiones que conlleva la fabricación de maquinaria nueva y disminuir los residuos generados, aprovechando todos los materiales que, en una economía lineal, serían descartados.

La fase final del proyecto, que se plantea para finales de año, se cerraría con el establecimiento de la planta de refabricación que, por ahora, se estudia instalar en Asturias o en León. La planta, que en su inicio constaría de una plantilla de 40 personas, prevé albergar más de 100 puestos de trabajo en 5 años.

GAM ha apostado por la sostenibilidad, desarrollando un proyecto que engloba distintas actividades para lograr un futuro sostenible.