En efecto según fuentes del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la respuesta por parte de los agricultores ha sido positiva.
Las solicitudes al Plan de ayudas de impulso al medio ambiente para la renovación de tractores agrícolas PIMA Tierra no se han hecho esperar.
Las comunidades más destacadas en cuanto a solicitudes son Andalucía, Aragón, Castilla y León, Castilla la Mancha, y Cataluña.
El porcentaje de tractores nuevos con clasificación energética es muy alto con 52% de tractores clasificado como A, y un 45% clasificado como B.
La gran mayoría de tractores a achatarrar son de una potencia media de 80cv y de simple tracción normal, y seguidos por los de doble tracción normal.
El plan PIMA es una herramienta más para todos los profesionales del campo, sean agricultores, talleres o vendedores y eso no viene mal.