John Deere acogió, en su concesionario Agrícola Castellana, situado en Valseca (Segovia), un encuentro con los medios para demostrar la optimización de sus tractores, tanto en tiro como en transporte, y conocer en profundidad la eficiencia de la maquinaria en cuanto al uso de combustible, neumáticos o durabilidad, entre otras ventajas.

Esta demostración se dividió en dos partes. Una, más teórica, en la que se detallaron las claves para saber cuáles son las condiciones ideales para sacar el mayor partido a la máquina. Y otra más práctica para conocer las capacidades del tractor en uso.

Para esta sesión más táctica, se pusieron a prueba los tractores John Deere 6155R y 6250R en carretera, con un remolque de 30 toneladas. Por otro lado, los modelos 6175R y 6215R, ambos cargados con sus respectivos aperos, demostraron su rendimiento en campo.

Algunas características destacables de un tractor 6R son su tecnología de vanguardia, las tecnologías integradas que incorpora, su excepcional visibilidad panorámica, su facilidad de manejo y la consola CommandArm de nueva generación. Para cumplir con la exigente normativa de emisiones Fase IV, John Deere ha perfeccionado el sistema de fluido de escape diésel (DEF) para cumplir consu propia y exigente normativa. La filosofía de John Deere continúa siendo superar las expectativas de los clientes en todos los aspectos. La gran potencia desarrollada por los motores de cuatro cilindros y 4,5 l (274,6 cu in), y de seis cilindros y 6,8 l (415 cu in), se debe a la refinada tecnología del conducto común de alta presión (HPCR) y cuatro válvulas, con presiones de inyección que alcanzan 2500 bar (36 259,4 psi).

El sistema hidráulico de circuito cerrado de la serie 6R, con compensación de presión y caudal, asegura máxima duración y fiabilidad mediante la optimización del número de componentes y conexiones para lograr un funcionamiento sumamente eficiente. El sistema instalado en el 6250R produce un potente caudal de 160 l/min (42,3 gmp) a 1500 RPM con características operativas mejoradas. Los componentes de la pila de válvulas de mando a distancia (VMD) se han agrupado para facilitar al máximo su uso, con hasta seis VMD traseras y acopladores de toma exterior hidráulica. Los anchos raíles del enganche proporcionan despeje sobrado para trabajar con la toma de fuerza (TDF) y su distribución ofrece visibilidad sin obstáculos de los puntos de enganche trasero y de conexión, al maniobrar durante el acoplamiento de aperos.

La espaciosa cabina ComfortView de la serie 6R proporciona una amplia visibilidad periférica y es un modelo de excelencia en ergonomía, con todos los mandos e instrumentos dispuestos lógicamente para un manejo intuitivo. El nuevo CommandArm se complementa con el nuevo CommandCenter de Generación 4 con conectividad Bluetooth, mientras que el monitor GreenStar 3 2630 puede ser montado en cualquier de los postes derechos de la cabina del tractor.

Los asistentes pudieron probar la suspensión de triple articulación Triple-Link Suspension (TLS™) Plus que asegura tracción y rendimiento óptimos en el campo y transmite hasta un 10 % más de potencia al suelo. También se pudo comprobar la comodidad para el operador y el aumento de la productividad. En los modelos a prueba, la dirección de índice variable mejora la maniobrabilidad en el campo. Por otra parte, la mayor distancia entre ejes (2900 mm [114,4 in]) de los tractores  6250R los hace más cómodos y estables.

Tras la prueba de toda la maquinaria, tanto en modo manual como automático, se fueron recogiendo los datos que ofrecía el tractor a través de su palanca de mando Commandpro y unas interfaces de control, canalizando así toda la información que nos aporta la máquina. Junto al personal de John Deere, que asesoraron a los presentes durante todo el proceso, se pudiendo verificar, con los datos en la mano, los consumos de combustible en cada una de las condiciones y comprobar la alta rentabilidad que aporta John Deere a sus clientes.