Los motores Fase V Genie® optimizados proporcionan máxima productividad y potencia con un mantenimiento simplificado.

La solución de motor Fase V de Genie utiliza una nueva tecnología de «regeneración inteligente» patentada y fácil de usar, que supervisa de forma proactiva la acumulación de hollín en el FAP del motor. Esta tecnología innovadora ha sido diseñada para alertar al operario cuando se requiere una regeneración, incluso antes de que el motor lo requiera. Esta característica ofrece tranquilidad a los propietarios y operarios de equipos Genie porque no necesitan preocuparse por cómo gestionar el proceso de regeneración de los motores.

La normativa de emisiones fase V responde a la creciente necesidad en Europa de motores para uso fuera de carretera más respetuosos con el medio ambiente, con una combustión más limpia, que emita menos partículas y contaminación al medio ambiente, mejorando el funcionamiento más silencioso y reduciendo las vibraciones. Los fabricantes de equipos originales (OEM), se enfrentan al desafío de producir máquinas de acuerdo a la nueva normativa a partir del 1 de julio de 2020.  Debido a la situación del COVID-19, esta fecha ha sido prorrogada por el Comité Europeo por un año más. Por lo tanto, la nueva fecha límite para la introducción completa de máquinas Fase V es ahora el 1 de enero de 2022.

Genie ya ha comenzado a producir máquinas con motores Fase V para cumplir con las estrictas regulaciones de emisiones tan pronto como sea posible. En la región EMEAR, los requisitos de compatibilidad ambiental son diferentes según el país y Genie dice presente para adaptarse a estas variaciones. Para los clientes que no deseen o necesiten actualizar su flota, Genie ofrecerá, hasta agotar las existencias, un suministro dual de motores. No hay que olvidar que seguimos suministrando máquinas con motores de la Fase IIIA para la región de Oriente Medio y algunos países de África, donde estas nuevas normas de emisiones no son aplicables.

Actualmente en producción para cumplir con esta normativa de motores Fase V, las nuevas plataformas articuladas o telescópicas Genie y las plataformas de tijera todoterreno Genie se están equipando con un motor diésel Fase V turboalimentado de 3 cilindros y 2,2 l, refrigerado por agua. Los manipuladores telescópicos Genie se están equipando con un motor diésel Fase V turboalimentado de 4 cilindros y 2,9 l. Como característica exclusiva de la solución de motor Fase V Genie, estos motores cuentan con una tecnología innovadora de «confort para el operario» que protege el motor y sus componentes, simplificando simultáneamente las tareas de mantenimiento, sin comprometer la potencia, el rendimiento ni la productividad de la máquina.

Durante las últimas dos décadas, la Unión Europea (UE) ha adoptado una serie de siete directivas para abordar las emisiones de los motores utilizados en equipos no viarios como manipuladores telescópicos, plataformas articuladas, telescópicas y de tijera. Estas directivas se han estructurado en niveles gradualmente más estrictos conocidos como normas fase I, fase II, fase III, fase IV y fase V. Estas primeras directivas, normas fase I y II, entraron en vigor en diciembre de 1997 y la última directiva, la norma fase V, entró en vigor en 2019.

La nueva norma fase V introdujo nuevas y estrictas limitaciones en la cantidad de sustancias nocivas en los gases de escape, incluyendo óxidos de nitrógeno (NOx), monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC) y partículas (PM), que los motores de equipos no viarios como los utilizados en las plataformas elevadoras Genie® pueden emitir al medio ambiente durante su funcionamiento. Esto significa que la normativa de emisiones fase V responde específicamente a la creciente necesidad (en Europa) de motores no viarios más respetuosos con el medio ambiente, incluyendo una combustión más limpia y la producción de menos vibraciones. Estos motores también fueron diseñados para un funcionamiento más silencioso, reduciendo el ruido total generado por el motor y proporcionando un tono de motor más atenuado.

La Comisión Europea define las reglas para las nuevas normas fase V, lo que significa que estas reglas son aplicables a todos los países dentro de la Unión Europea; los países en Europa que no son miembros de la Unión Europea (Noruega, Suiza y Reino Unido) podrán decidir si siguen o no estas nuevas normas. A diferencia de los anteriores cambios en las emisiones de los motores, la nueva normativa fase V no ofrece la posibilidad de motores flexibles (flex), lo que significa que todos y cada uno de los motores que se fabriquen a partir de 2019 deben cumplir las nuevas reglas*.

Características de los nuevos motores que cumplen con la fase V
Para cumplir con la nueva normativa en Europa se ha realizado un gran esfuerzo de desarrollo de motores fase V y las correspondientes tecnologías de motor con el objetivo de reducir las sustancias nocivas de los gases de escape que llegan al aire. Nuestro mayor desarrollo es la adición de un FAP (para los motores > 36 kW) o un filtro de partículas diésel, que es un componente diseñado para reducir el número de partículas, es decir la polución, emitida por los motores.

Un FAP está diseñado para dirigir los gases de escape de un motor a través de un filtro que atrapa las partículas y libera aire limpio. En pocas palabras, el FAP actúa como un cubo de basura para el sistema de escape de un motor fase V.

Las partículas o el hollín pueden depositarse en el FAP. Para eliminar las partículas de hollín del filtro, el FAP requiere una limpieza ocasional a través de un proceso llamado regeneración.

En los motores fase V, existen tres tipos de regeneración del FAP:

  • En operación normal, la máquina realiza una regeneración «pasiva». La regeneración pasiva tiene lugar automáticamente cuando las temperaturas del motor son elevadas y han aumentado los niveles de hollín. Durante este proceso, el operario puede notar un ligero aumento en la velocidad del motor pero sin una reducción apreciable del rendimiento.
  • Durante la operación en entornos extremos (condiciones muy frías o muy húmedas con muchos «arranques y paradas»), la máquina puede iniciar ocasionalmente una regeneración «fuerte». Durante este proceso, los operarios pueden notar una reducción del rendimiento mientras la máquina completa el proceso de limpieza del FAP. Es importante señalar que es improbable que se produzcan regeneraciones fuertes en entornos operativos no extremos.
  • Una regeneración de «parada activa», así como forzada, ocurre cuando el operario de la máquina decide ejecutar un ciclo de regeneración manualmente. Esta situación tiene lugar cuando los otros ciclos de regeneración no han limpiado completamente el FAP, o si el operario desea elegir el día/momento específico para que el motor pase por el proceso.

La implementación del motor fase V
Cuando el 1 de enero de 2019 entró en vigor la normativa de motores fase V, esto tuvo un efecto en la mayor parte de los equipos Genie, pero las existencias de motores de transición les permitieron escalonar la implementación de estos nuevos motores en nuestras diferentes líneas de productos a lo largo de 2019 y 2020. Actualmente, las máquinas Genie propulsadas por motores de menos de 19 kW (25 CV) cumplen con esta nueva normativa en su totalidad. Todos los demás modelos (36 a 55 kW / 49 a 74 CV) requieren un nuevo motor con FAP para cumplir con la fase V.

Los modelos de manipuladores telescópicos Genie GTH™ fueron los primeros productos europeos de nuestra marca en comenzar a utilizar los motores fase V a partir de junio de 2019 y las plataformas Genie S® y Z®, así como las plataformas de tijera todoterreno GS™ se irán equipando con motores fase V a partir de mediados de 2020.

Para facilitar a los operarios la identificación de las máquinas equipadas con los nuevos motores fase V Genie, las máquinas están marcadas con una etiqueta de fase V en la cubierta del motor. Esta etiqueta incluye un código QR vinculado a un certificado, que permite a los operarios dejar constancia de que las máquinas Genie cumplen con todos los requisitos de la nueva normativa europea (UE) de emisiones.

*Esta fecha de cumplimiento está actualmente en discusión debido al impacto global del COVID-19.