LoxamHune celebra su reunión anual de Jefes de Taller rodeados de naturaleza en El Escorial, Madrid.

El pasado 19 y 20 de septiembre tuvo lugar en Madrid la reunión anual de Jefes de Taller de LoxamHune. Una jornada llena de trabajo en equipo, compromiso, charlas y un gran objetivo en común en torno al que giró el evento: la eficiencia en la operativa de los talleres.

Bajo el lema Scout: Siempre listos – Sempre alerta, LoxamHune organizó un evento de lo
más prometedor para sus asistentes: visita  guiada por El Escorial, cena de bienvenida,
noche en el camping Escorial Natura – ¡como verdaderos scouts! – dos actividades en grupo para potenciar el trabajo en equipo y una serie de ponencias impartidas por algunos miembros del equipo de Dirección Técnica, Luis Ángel Salas (CEO LoxamHune) y Stephano Aldeano (Director Técnico del Grupo Loxam) como invitado especial.

La jornada la inició Luis Ángel Salas con una explicación muy sencilla y breve de cómo se puede aumentar el beneficio, también compartió una explicación sobre el método Kaizen para aumentar la eficiencia muy aplicable a los talleres.

Stephane Aldeano explicó las directrices del Grupo Loxam y Sergio Banzo (Director Técnico) y su equipo profundizaron en la eficiencia en talleres y en los objetivos conseguidos y nuevos retos venideros.

Durante el evento se hicieron dos actividades grupales.

La primera de ellas consistía en realizar un “lay out” de un taller, los Jefes de Taller divididos en grupos de trabajo, se dedicaron a diseñar una delegación, para ello, aparte de habilidades como comunicación y trabajo en equipo, tenían que poner de manifiesto sus conocimientos sobre PRL, gestión de residuos, etc… sin duda una actividad muy interesante y aplicable a su día a día.

En la segunda actividad “Levantando Puentes” los asistentes, divididos por equipos, contaron con recursos limitados para construir un puente que finalmente pudiera adquirir cierta estabilidad y sostener el peso de alguno de los miembros. Un auténtico reto de eficiencia que cada equipo afrontó con planificación, un gran trabajo en equipo, una buena comunicación y por supuesto colaboración. La actividad, además de reforzar la relación entre los invitados, dio lugar a una reflexión sobre los principales obstáculos y facilidades encontradas.

Hacer especial mención a los premiados del evento. En esta ocasión había tres categorías distintas: mejor evolución, constancia y perseverancia y mejor iniciativa. Cada una de las categorías estaba muy reñida, ya que los jefes de taller de LoxamHune son verdaderos líderes scouts. ¡Enhorabuena a todos ellos por el esfuerzo y trabajo diario!

Una jornada, sin duda, que ha servido para compartir experiencias, proyectos realizados y resultados entre los mandos de los talleres de todas las delegaciones de LoxamHune en España y Portugal.