El nuevo taladro para agujeros profundos MF1000-3T de IMSA aprovecha las ventajas que ofrecen los husillos a bolas estándar DIN de NSK para el mercado europeo de máquinas herramienta.

Este movimiento se basa en una larga colaboración entre IMSA y NSK que se remonta a muchos años atrás y que incluye el desarrollo de numerosos modelos de máquinas. IMSA tiene la intención de mostrar el nuevo equipo MF100-3T en la feria de máquinas herramienta EMO Milano que se celebrará en octubre de 2021.

Fundada en 1988, IMSA tiene su sede en Barzago, en el norte de Italia, donde la actividad principal se centra en el diseño y la fabricación de taladros para agujeros profundos y de taladros de mano. Como líder en su campo, actualmente hay más de 500 máquinas IMSA operativas en todo el mundo.

Las aplicaciones son amplias y variadas, pero muchas se centran en las operaciones de taladrado manual de herramientas de matricería destinadas a la industria del automóvil. Solo entre 2014 y 2019, se lanzaron al mercado siete modelos IMSA destinados a esta finalidad. Gracias a una serie de opciones, cada modelo base estándar se construye a medida de acuerdo con los requisitos específicos de los clientes, aunque la empresa también puede diseñar y fabricar soluciones completamente a medida.

Para ayudar a maximizar el rendimiento del equipo, IMSA ha confiado durante muchos años en los husillos a bolas y en las guías lineales de su socio de movimiento lineal preferido, NSK. Actualmente la empresa está repitiendo esta fórmula probada y comprobada para su último modelo de taladro para agujeros profundos, el MF1000-3T, que permitirá perforar agujeros de hasta 1000 mm de profundidad (dependiendo del diámetro de la herramienta). Equipada con un cabezal basculante, la máquina también ofrecerá la posibilidad de realizar operaciones de fresado, mientras que un cargador de cambio automático de herramientas de 80 estaciones y un cambiador de palés automatizado facilitarán el mecanizado de piezas de trabajo sin supervisión.

El husillo a bolas de NSK, que cumple con DIN 69051 (ISO 3408) en lo que respecta a las clases de dimensiones y tolerancia, cumple con las demandas de rendimiento de IMSA en términos de velocidad, precisión, capacidad de carga y rigidez. El primer pedido de husillos a bolas estándar DIN de NSK se entregará en mayo de 2021 para cumplir con los requisitos de un prototipo MF1000-3T. Las guías de rodillos NSK RA65 también formarán parte del pedido.

Fabricados en diámetros de eje de 32 a 63 mm, y con pasos de 10 a 40 mm, los husillos a bolas estándar DIN de NSK ofrecen un factor de velocidad de 160 000 dn. Este nivel de rendimiento los hace ideales para usarse sin restricciones en aplicaciones de mecanizado de alta velocidad en las que también se requiere un posicionamiento muy preciso. Además, las propiedades de funcionamiento fluido de los husillos a bolas generan las mínimas vibraciones posibles en el sistema lineal, al tiempo que reducen los niveles de ruido.