Cuando la precipitación es baja, se requiere un cultivo de rastrojo consistente y preciso. Se recomienda a los agricultores que lleven a cabo un cultivo de rastrojo justo después de la cosecha.

Esto ahorra agua valiosa, que es necesaria para que germinen las malezas y las semillas voluntarias. La incorporación superficial de las semillas voluntarias (cereales, semillas oleaginosas y malezas) en la capa superior del suelo (aprox. 5 cm) con una consolidación combinada crea las condiciones ideales para una germinación rápida.
Los cultivadores de rastrojos SYNKRO de Pöttinger y las gradas de discos compactos TERRADISC son ideales para el cultivo de rastrojos modernos.

Sin el cultivo de rastrojos, el agua se extrae del suelo por el efecto capilar, como el humo de una chimenea. Las pérdidas de agua pueden alcanzar de 10 a 15 litros por metro cuadrado. Al incorporar la paja en la capa superior del suelo, la paja comienza a degradarse. Además, la superficie del suelo está protegida contra un mayor secado. El control mecánico de las malezas también está recuperando importancia. Los pases de cultivo múltiples crean varias olas de germinación para que las malezas puedan controlarse mecánicamente, una solución sostenible.

Trabajando de forma precisa y eficiente.
Hay máquinas con discos o dientes disponibles para el cultivo eficiente de rastrojos. Las gradas de discos compactos TERRADISC son de bajo tiro y garantizan un corte confiable de los residuos de la cosecha sin obstrucciones. La profundidad de trabajo ideal comienza en 3 – 4 cm y se puede ajustar de acuerdo con el volumen de paja. Incluso en suelos duros y secos, el TERRADISC se puede utilizar sin ningún problema. Gracias a su sólida construcción y los agresivos discos cóncavos, las gradas de discos compactos de Pöttinger entran a la tierra perfectamente.

Los cultivadores de rastrojo SYNKRO de 2 o 3 filas son una alternativa a la grada de discos compactos. Los cultivadores de rastrojo SYNKRO están diseñados para un efecto de mezcla superior, independientemente de si prefiere un cultivo muy superficial o más profundo. La posibilidad de ajustar la altura y el ángulo de las alas garantiza una penetración óptima del suelo y resultados de trabajo perfectos. La alta calidad de trabajo del cultivador de rastrojo asegura una penetración confiable incluso en condiciones muy secas y una excelente mezcla de residuos de cosecha.

Amplia selección de rodillos traseros.
Para el cultivo de rastrojos, Pöttinger recomienda el anillo de cuchillas o los rodillos traseros CONOROLL, que consolidan de manera óptima la mezcla de tierra y paja. Gracias a los montajes estandarizados, otros rodillos (rotopack, rodillo de jaula, rodillo de jaula de barra doble o rodillo de anillo de empaque) se pueden agregar rápida y fácilmente al SYNKRO o TERRADISC.

En una sola pasada
Con la unidad de siembra de cultivos de captura TEGOSEM puede combinar el cultivo del suelo y la siembra de un cultivo de captura en una sola pasada. Así es como puedes ahorrar tiempo y costes. El TEGOSEM se puede combinar con las gradas de discos PÖTTINGER TERRADISC, así como con los cultivadores de rastrojos SYNKRO. Esta sembradora se puede usar junto con implementos montados en tres puntos y máquinas arrastradas.