Grupo Wacker Neuson, continuó sintiendo claramente los efectos de la pandemia Covid-19 en el tercer trimestre de 2020 con unos ingresos de 390,8 millones de euros, lo que representa una disminución. del 16,5 por ciento con respecto al año anterior (3T / 19: 468,2 millones de euros).

Los ingresos de los primeros nueve meses del año ascendieron a 1.187,5 millones de euros, lo que supone una caída del 16,4 por ciento (9M / 19: 1.420,8 millones de euros).

“Nuevamente experimentamos una disminución significativa en los ingresos en el tercer trimestre relacionada con la pandemia de coronavirus, aunque menos pronunciada que en el segundo trimestre. Sin embargo, también estamos viendo cambios positivos en nuestra industria que se han desencadenado o acelerado por el cambio de circunstancias. A través de la crisis, nuestros clientes se han vuelto mucho más abiertos a las posibilidades de la digitalización y la electromovilidad en particular ”, explica Martin Lehner, CEO del Grupo Wacker Neuson.

Tendencias regionales en el tercer trimestre
Los ingresos del tercer trimestre en Europa, la región más grande para el Grupo Wacker Neuson, fueron un 8,2 por ciento por debajo de la cifra del año anterior en 310,0 millones de euros (tercer trimestre de 19: 337,6 millones de euros). Una vez más, la región DACH (Alemania, Austria y Suiza) tuvo un efecto estabilizador aquí, con los ingresos de la marca Wacker Neuson manteniéndose al mismo nivel que el año anterior. Los ingresos generados por la venta de equipos de alquiler de la propia flota del Grupo aumentaron significativamente aquí, lo que le dio a la empresa un canal altamente flexible para satisfacer las solicitudes individuales de los clientes. Mientras que muchos países fuera de Europa Central informaron caídas de dos dígitos en los ingresos, el Reino Unido mejoró notablemente su desempeño. Esto fue impulsado principalmente por la continua y fuerte demanda de volquetes Dual View, que compensó con creces el comportamiento de inversión restringido entre las principales cadenas de alquiler. Los ingresos generados por los equipos de las marcas Weidemann y Kramer del Grupo para el sector agrícola disminuyeron en un total del 12,2 por ciento a 63,9 millones de euros (3T / 19: 72,8 millones de euros).

Los ingresos en las Américas, que continúan viéndose muy afectados por la pandemia Covid-19, disminuyeron un 43,1 por ciento en el tercer trimestre (tercer trimestre del 20: EUR 65,9 millones; tercer trimestre del 19: EUR 115,9 millones). Ajustado por los efectos cambiarios, esto corresponde a una caída del 38,8 por ciento. La disposición a invertir se mantuvo extremadamente baja entre los concesionarios, las cuentas clave y las cadenas de alquiler de la región. Aunque la planta de producción de EE. UU. Había permanecido prácticamente cerrada desde abril, las primeras líneas de producción comenzaron a aumentar gradualmente hacia el final del tercer trimestre.

En el tercer trimestre, Wacker Neuson experimentó un ligero crecimiento en la región Asia-Pacífico por primera vez desde principios de año. El Grupo informó de un aumento significativo de los ingresos de dos dígitos en China, así como ganancias en Australia a pesar de las difíciles condiciones allí. Por el contrario, los ingresos en el sudeste asiático se redujeron a la mitad debido al severo impacto de la crisis del coronavirus. Los ingresos de Asia-Pacífico en su conjunto ascendieron a 14,9 millones de euros (3T / 19: 14,7 millones de euros).

Rentabilidad afectada por la caída de los volúmenes de ventas
El beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) del tercer trimestre ascendió a 22,8 millones de euros (3T / 19: 41,2 millones de euros). El margen EBIT se situó en el 5,8 por ciento (3T / 19: 8,8 por ciento). Las ganancias se vieron afectadas principalmente aquí por la fuerte caída en los volúmenes de ventas, que, junto con la reducción adicional del inventario, resultó en una utilización de la capacidad mucho menor en las plantas de producción que en el año anterior. Las provisiones para insolvencias por importe de 7,5 millones de euros también tuvieron un impacto negativo aquí. Por el contrario, el Grupo se benefició de una base de costes más baja en comparación con el año anterior, así como del crecimiento en el segmento de servicios, que tuvo un impacto positivo en la mezcla de productos. El Grupo continuó utilizando varios modelos de trabajo de jornada reducida en el tercer trimestre, aunque en menor medida que en el segundo trimestre.

Visto durante los primeros nueve meses del año, el EBIT ascendió a EUR 73,2 millones, lo que corresponde a un margen del 6,2 por ciento (9M / 19: EUR 127,4 millones; 9,0 por ciento). Esto incluye un deterioro del fondo de comercio de alrededor de 9 millones de euros atribuido al subgrupo de EE. UU.

Mayor reducción del capital de trabajo neto, flujo de caja libre del tercer trimestre nuevamente en altos dos dígitos
El Grupo Wacker Neuson siguió reduciendo el capital circulante neto en el tercer trimestre. La reducción de inventario tuvo el mayor impacto aquí, ya que el Grupo pudo reducir aún más los niveles a pesar de la disminución en los volúmenes de ventas. Como tal, el inventario ya estaba significativamente por debajo del objetivo de fin de año de 500 millones de euros al 30 de septiembre (niveles de inventario al 30 de septiembre de 2020: 475,8 millones de euros). Como reflejo de la disminución de los volúmenes de ventas, las cuentas por cobrar comerciales también fueron significativamente más bajas que las cifras de los trimestres anteriores y el año anterior. El capital circulante neto asciende a 636,3 millones de euros. Esta es una reducción del 14,4 por ciento con respecto al cierre del segundo trimestre de 20 y del 29,2 por ciento con respecto al período del año anterior (30 de junio de 2020: 743,0 millones de euros; 30 de septiembre de 2019: 898,8 millones de euros).

El flujo de caja libre del tercer trimestre asciende a 86,5 millones de euros. En el año anterior, un fuerte aumento en el capital de trabajo neto resultó en un flujo de caja libre negativo tanto para el tercer trimestre como para el período de nueve meses (tercer trimestre de 19: EUR -15,5 millones; 9M / 19: EUR -200,0 millones). El flujo de caja libre para los primeros nueve meses de 2020 ascendió a 179,4 millones de euros. Como resultado, la deuda financiera neta se redujo de nuevo notablemente, situándose en 276,1 millones de euros al cierre del tercer trimestre (30 de septiembre de 2019: 513,1 millones de euros). Se informó que el engranaje era del 22,2 por ciento (30 de septiembre de 2019: 42,2 por ciento).

Aún no es factible cuantificar la orientación para el año fiscal 2020 en su conjunto
Las tasas de infección están aumentando nuevamente, lo que lleva a un endurecimiento de las restricciones gubernamentales. Dado que es imposible predecir con fiabilidad los efectos que estas medidas tendrán en la vida pública, la actividad económica general y el desarrollo empresarial del Grupo Wacker Neuson, actualmente no es posible cuantificar las perspectivas publicadas en agosto. De acuerdo con esa perspectiva, la Junta Ejecutiva espera que los ingresos y el margen EBIT para todo el año 2020 sean considerablemente más bajos que el año anterior (ingresos 2019: 1.901,1 millones de euros; margen EBIT 2019: 8,1 por ciento). Además, la Junta Ejecutiva ahora espera que el capital de trabajo neto disminuya aún más para el cierre del año, aunque a un ritmo más lento que en los meses anteriores (anteriormente: se esperaba que el capital de trabajo neto fuera significativamente más bajo que la cifra del año anterior de EUR 811,7 millones). Se espera que las inversiones para el año en su conjunto se mantengan sin cambios en alrededor de 80 millones de euros.

El grupo espera alcanzar los objetivos de la Estrategia 2022 uno o dos años 
Después de informar tasas de crecimiento de dos dígitos para los años fiscales 2017, 2018 y 2019, el Grupo Wacker Neuson se ha desviado claramente de su trayectoria de crecimiento en 2020. A la luz de las tasas de infección actuales, la Junta Ejecutiva espera que la pandemia de coronavirus continúe teniendo un impacto importante en el año fiscal 2021. En vista de esto, el Grupo espera alcanzar sus objetivos a mediano plazo establecidos en marzo de 2018 uno o dos años más tarde de lo planeado. En su Estrategia 2022, el Grupo tiene como objetivo lograr ingresos superiores a 2000 millones de euros y un margen EBIT de más del 11 por ciento. También planea reducir gradualmente el capital de trabajo neto por debajo del 30 por ciento de los ingresos.

“Hemos trabajado arduamente para implementar consistentemente nuestra Estrategia 2022 en los últimos años para asegurarnos de que nuestro Grupo se concentre al 100 por ciento en las necesidades de nuestros clientes. Ya hemos logrado avances sustanciales en cada una de las tres áreas estratégicas de la iniciativa de “enfoque”, “aceleración” y “excelencia”, y hoy somos mucho más eficientes, innovadores y, sobre todo, más cercanos a nuestros clientes de lo que estábamos al principio. de 2018 ”, añade Lehner. “Junto con nuestros colegas, seguiremos comprometidos con nuestro camino actual. La tendencia a largo plazo hacia equipos compactos en los sectores de la construcción y la agricultura no ha cambiado y ofrece grandes oportunidades para nuestro Grupo. Las soluciones ecológicas y los accionamientos alternativos son cada vez más importantes para nuestros clientes. Como motor de innovación, creemos que estamos en una posición ideal para dar forma activamente a las tendencias clave en nuestras industrias y crear valor a largo plazo para nuestros clientes y accionistas ”, continúa Lehner. “Los objetivos que nos marcamos para el Grupo en 2018 siguen siendo nuestro punto de referencia. Sin embargo, según la información disponible actualmente, ya no esperamos lograr todos estos para el año fiscal 2022 “.