El municipio de Barakaldo también se apunta a la moda Allison. Las transmisiones del fabricante estadounidense se caracterizan por su fiabilidad, durabilidad y la flexibilidad de una amplia gama, adaptable a todo tipo de situaciones y necesidades.

En esta ocasión Allison se mueve en un terreno conocido, el de los vehículos de recogida de residuos, en concreto de siete de recogida trasera y cuatro de recogida lateral.

Transmisión automática Allison 3200R

Para todos ellos, Valoriza Medioambiente, adjudicataria del nuevo contrato de prestación del servicio en la localidad vizcaína,  ha optado por sistemas de propulsión híbrida y transmisiones Allison 3200R que, por su carácter automático, garantizan la recogida de residuos silenciosa que prometen también las baterías de litio que accionan el mecanismo de captación.

Además, las ventajas del cambio automático adquieren doble importancia en vista de los turnos de trabajo, de siete días a la semana durante una media de seis horas al día, aliviando la fatiga del conductor y reduciendo costes de mantenimiento en la sustitución del embrague, elemento que sufre especialmente en este tipo de servicios urbanos.

Allison y el medioambiente

No es la primera vez que Allison y medioambiente van de la mano en la actualidad del sector. Tras el anuncio del fabricante estadounidense de que aumentarán su presencia en el campo de los vehículos eléctricos e híbridos, son varias las empresas de recogida de residuos que han apostado por vehículos que equipen sus transmisiones.

En el caso de Barakaldo, la planta que gestiona sus residuos procesa 230.000 toneladas no reciclables al año, produciendo 650 GWh de electricidad que abastecen de energía a toda la provincia de Vizcaya. Respecto de los reciclables, son transportados a otras plantas para su conversión en compost o en papel. Con todo, el uso de los últimos vehículos de bajas emisiones equipados con transmisiones automáticas Allison mejoran notablemente el medioambiente en comparación con los sistemas tradicionales.