La gama Quick-Up de Haulotte es compacta y fácil de usar y es una solución efectiva y de bajo coste para uso en interiores.

La gama de elevadores unipersonales Haulotte Quick-Up, es ideal para trabajar en suelos sensibles y ofrece una gran maniobrabilidad en espacios reducidos. Disponibles de 7 a 14 metros de altura, estos elevadores eléctricos están adaptados para una amplia gama de aplicaciones en interiores: desde mantenimiento y restauración, hasta eventos deportivos u otros …

Una máquina ágil diseñada para áreas de carga de piso ligero.

Los elevadores unipersonales son plataformas de trabajo aéreo confiables y versátiles adecuadas para pisos delicados. Su diseño liviano hace que las maniobras sean seguras y precisas. Los neumáticos que no dejan marcas respetan todo tipo de superficies de piso. Los estabilizadores están equipados con goma para proteger la superficie del piso. Son fácilmente transportables, incluso en una camioneta. Su compacidad les permite atravesar puertas y ascensores.

Seguro y fácil de usar

Las configuraciones pueden ser seleccionadas por una persona en minutos. La gama Quick-Up está equipada con controles intuitivos para que el operador se eleve rápidamente. Su arquitectura de mástil ofrece una estabilidad óptima. Los 4 estabilizadores permiten a los técnicos trabajar en altura con confianza. Ambas versiones de CA y CC requieren un mantenimiento mínimo.