Las últimas versiones de las cargadoras telescópicas sobre neumáticos JCB TM180 y TM220 y de las palas de carga compactas JCB 407 y 409 son más eficientes en términos de consumo de combustible gracias a las mejoras de la cadena cinemática que coinciden con la introducción de motores revisados para cumplir las normas sobre emisiones de escape de la fase V de la UE.

La nueva función de apagado del motor minimiza el desperdicio innecesario de combustible siempre y cuando las máquinas permanezcan inactivas durante las pausas en las operaciones de carga o manipulación de materiales.  Y no solo eso, la gestión electrónica del motor también reduce la velocidad del motor durante los viajes de granja a campo.

Las cuatro máquinas están propulsadas por el motor JCB Diésel de 2,5 litros de Kohler como antes, pero esta vez equipadas con un DPF (filtro de partículas diésel) para eliminar una mayor proporción de partículas potencialmente nocivas en los gases de escape.

La instalación no requiere cambios exteriores en las máquinas, por lo que no se ve afectada la excelente visibilidad hacia atrás sobre la cubierta compacta del motor. Esta es una característica esencial de estas cargadoras de gran maniobrabilidad, ya que, junto con la posición de conducción central elevada y la gran superficie acristalada de la cabina, los operarios pueden trabajar con sus máquinas con confianza dentro de edificios de explotaciones ganaderas y otras empresas rurales, así como en sus alrededores.

Además el rendimiento no se ve afectado por el cambio de motor, ya que la potencia y el par de salida siguen siendo los mismos.

La capacidad de elevación de 1,8 toneladas TM180 y 0,8cu m 407 tienen una versión de 48 kW (64 CV) del motor JCB Diésel de Kohler, que funciona a través de una transmisión hidrostática de una velocidad de 20 km/h en la TM180 y una versión de dos velocidades de 35 km/h en la 407, que también se beneficia de una nueva bomba hidráulica Rexroth “silenciosa” para reducir los niveles de ruido en el trabajo.

La potencia de salida para las cargadoras de 2,2 toneladas TM220 y 1,0 m3 409 es de 55 kW (74 CV), pero en este caso la potencia y el par se suministran a través de la transmisión de dos velocidades a 35 km/h o una versión de tres velocidades que proporciona un mayor esfuerzo de tracción y una velocidad máxima de 40 km/h más rápida.

Los modelos TM220, 407 y 409 también cuentan con un nuevo modo de conducción ecológico que reduce electrónicamente las revoluciones del motor una vez que se ha alcanzado la velocidad máxima de la máquina, lo que resulta en un viaje más silencioso y hasta un 16% menos de consumo de combustible durante el viaje por carretera.

JCB también ha aprovechado la oportunidad que brinda la introducción del motor Stage V para mejorar el interior de la cabina de estas máquinas, acercándolas al estándar de la cabina Command Plus montada en cargadoras sobre neumáticos JCB más grandes.

Los cambios incluyen una pantalla de instrumentos actualizada para mayor claridad e incluir un indicador de regeneración de DPF, y una mejora general en la calidad de los plásticos utilizados.

Externamente también hay mejoras de estilo para reflejar más fielmente la apariencia de otros modelos de la incomparable gama de palas cargadoras de JCB, con nuevas molduras para el techo de la cabina y el panel de acceso en la unidad de ventilación/aire acondicionado.