Jungheinrich publica nueva previsión para 2020 y anuncia las cifras de la primera mitad del año.

Teniendo en cuenta las consecuencias de la crisis de la COVID-19 que ya se esperan, el Consejo de Administración de Jungheinrich AG ha preparado una nueva previsión para el año fiscal 2020.

El pronóstico para el año fiscal 2020 fue publicado el 18 de diciembre de 2019 y fue confirmado con la publicación del informe anual de 2019 el 18 de marzo de 2020. Sin embargo, no se cubrían las consecuencias de la pandemia COVID-19 y fue retirado a finales de abril de 2020, debido a la incertidumbre respecto a las consecuencias esperadas de la pandemia en el futuro desarrollo del negocio de Jungheinrich.

Ahora estamos en mejores condiciones para estimar el curso del resto del año fiscal. En consecuencia, Jungheinrich anticipa una entrada de pedidos de entre 3,4 mil millones de euros y 3,6 mil millones de euros en 2020. También se espera que los ingresos del grupo caigan entre 3,4 mil millones de euros y 3,6 mil millones de euros. Según las estimaciones actuales, los beneficios antes de intereses e impuestos sobre la renta (EBIT) deberían situarse entre 130 millones de euros y 180 millones de euros en 2020. Se espera que el rendimiento EBIT de las ventas esté en un rango de 3,8 a 5,0 por ciento. Los beneficios antes de impuestos (EBT) deben ascender a un valor de entre 105 millones de euros y 155 millones de euros. El rendimiento de las ventas de EBT debería llegar del 3,1 al 4,3 por ciento.

Además, se espera una deuda neta significativamente por debajo de los 50 millones de euros para finales de 2020. La ROCE para el año fiscal 2020 debería estar entre el 8 y 12 por ciento.

Jungheinrich también tiene como objetivo aumentar ligeramente su cuota de mercado en Europa con respecto al año fiscal 2019 (2019: 20,2 por ciento).

Este pronóstico se basa en la suposición de que la actual pandemia de la COVID-19 no conducirá a un segundo confinamiento extenso y que las cadenas de suministro permanecerán mayormente intactas. Los rangos de pronóstico ya tienen en cuenta ciertos desarrollos negativos por parte del cliente y del proveedor.

El desarrollo del negocio para el Grupo Jungheinrich en la primera mitad de 2020 estuvo especialmente influenciado por las consecuencias de la pandemia global del Coronavirus en el segundo trimestre de 2020. Con 53,9 millones de unidades, los pedidos de carretillas nuevas en la primera mitad de 2020 fueron significativamente más bajos que el año anterior (67,0 millones de unidades). Con 1,81 mil millones de euros, el valor de la entrada de pedidos del Grupo Jungheinrich también permaneció por debajo de las cifras del año anterior (2,07 mil millones de euros). Ante un particular buen nivel de pedidos en cartera al final del primer trimestre de 2020, los ingresos del Grupo ascendieron a 1,80 mil millones de euros (año anterior: 1,86 mil millones de euros)

En el primer trimestre de 2020, el EBIT ascendió a 95 millones de euros (año anterior: 125 millones de euros). El EBT ascendió a 82 millones de euros (año anterior: 117 millones de euros). En consecuencia, el EBIT retorno sobre las ventas fue de 5,3 por ciento (año anterior: 6,4 por ciento) y el EBT retorno sobre las ventas fue de 4,5 por ciento (año anterior: 6,0 por ciento). Las cifras del año anterior se han ajustado y tienen en cuenta los impactos en las ganancias reportadas en la declaración provisional a fecha de 30 de septiembre de 2019 y que casi se equilibraron entre sí.

La empresa se encuentra en una situación financiera muy saludable y con una reserva liquidez sólida.