Las herramientas redondas de diamante policristalino (PCD) ofrecen cortos plazos de entrega y permiten una mecanización en aluminio altamente eficaz.

Kennametal presenta una nueva línea de herramientas redondas PCD para la mecanización del aluminio que ofrece una productividad hasta 10 veces mayor que la de las herramientas de metal duro. La nueva gama de brocas, escariadores y fresas de mango ofrece una vida útil de la herramienta y resistencia al desgaste extraordinarias incluso en aleaciones de aluminio muy abrasivas, y está disponible con plazos de entrega muy cortos.

“Nuestra nueva línea de herramientas redondas PCD facilita a nuestros clientes la mecanización del aluminio mucho más rápido, obteniendo así una productividad mayor en el taller”, dice Michael Hacker, Director de producto en Kennametal. “En las operaciones de taladrado y escariado estas herramientas soportan velocidades de corte sostenidas de hasta 3000 SFM. Las operaciones de fresado se pueden realizar a una increíble velocidad de 20 000 SFM, mucho más que las herramientas no PCD”.

Larga vida útil, sobresalientes mejoras de productividad
Con capacidad de refrigeración a través de la herramienta y una interface MQL, estas herramientas redondas PCD son la opción ideal para las operaciones de desbaste y acabado.

Los filos de corte extremadamente afilados y las superficies de desprendimiento de baja fricción eliminan las preocupaciones por el recrecimiento del filo. La mecanización de baja fricción deja además superficies mejores en las operaciones de acabado como, por ejemplo, el escariado. Se puede alcanzar una rugosidad de superficie de 0,6-1,2 μm (20-47 μ pulgadas), muy superior a la de las herramientas convencionales de metal duro.

La calidad PCD KD1410 garantiza una vida útil ampliada y es especialmente ventajosa en el aluminio de alto contenido en silicona que se utiliza para fabricar piezas de automoción como bloques o culatas de motores.

La gama de herramientas redondas PCD incluye una serie de opciones para la realización de orificios y acabado de los mismos entre las que hay cabezales modulares de escariado con diámetros hasta 42 mm.