La broca de alto rendimiento de la siguiente generación para aplicaciones en acero establece la marca en cuanto a vida de herramienta y productividad.

Kennametal presenta la ampliación de su catálogo de taladrado de metal duro, la broca HPX para el taladrado en acero de alto rendimiento y gran volumen. Está diseñada para realizar agujeros de forma rápida y eficiente de hasta 8 x D en cualquier material de acero ISO-P. La broca HPX ofrece hasta el doble de vida útil y tres veces más de productividad que los productos de la competencia, incluso en aplicaciones en seco o con mínima cantidad de lubricante (MQL).

Diferencias principales
¿Qué convierte a la broca HPX en la elección premium para aplicaciones en acero? La diferencia está en el diseño. Los aceros se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones comerciales, industriales y de automoción, y a menudo en volúmenes de producción donde la vida útil de la herramienta y su producción máximas son aspectos críticos ya que el acero produce una carga mecánica enorme durante las operaciones de taladrado que generan fuerzas que producen un desgaste y astillamiento de las esquinas más vulnerables de la herramienta. Kennametal ha eliminado este fallo mediante la aplicación de un pequeño bisel en la esquina y el enderezado de los filos de corte de la broca HPX. Junto con los apoyos redondeados que recorren los canales esto sirve para estabilizar la broca y reducir la fricción.
Desde su exclusivo diseño hasta su recubrimiento propietario y multifase, el diseño innovador de la roca HPX ayuda a los fabricantes a controlar las operaciones de taladrado de orificios en acero

El recrecimiento del filo es otra avería común del taladrado de aceros aleados. El filo recto de corte de la broca HPX contribuye a eliminar parcialmente esto, pero el factor decisivo es la preparación optimizada del filo de la broca. Su suave afilado reduce aún más la fricción que produce el recrecimiento del filo, igual que sus canales altamente pulidos. Esas características combinadas con la calidad de metal duro especialmente diseñada para acero (KCP15B) y un recubrimiento multicapa propietario AlTiN permite que los juegos de brocas HPX establezcan un nuevo estándar de vida útil de la herramienta en el taladrado ISO-P de gran volumen.

“La broca HPX puede ejecutar parámetros de corte elevadísimos”, dice el Director de producto Frank Martin. “Dura más, genera menores fuerzas y realiza agujeros de mejor calidad, ¿qué más se le puede pedir a una broca?”

Menores fuerzas y fiabilidad aún mayor
Un corte especial en la broca HPX mejora la formación de virutas y riza la viruta a un tamaño menor. La geometría de la HPX ha sido diseñada según el material y genera fuerzas de corte considerablemente menores que son ideales para máquinas con menores capacidades de husillo, condiciones erráticas de corte o sujeción inestable de la pieza de trabajo.

Gracias a una sección transversal continua la broca HPX es más resistente a la rotura de la herramienta y los canales para virutas altamente pulidos facilitan una mejor evacuación de las mismas.

Esto último es especialmente importante para los fabricantes de automóviles y otros fabricantes que desean desconectar sus bombas de refrigerante a alta presión y pasar a cortes en seco o sistemas MQL. Estos talleres de mecanización ven como algo indispensable la evacuación eficiente de virutas y el corte de baja fricción, y la broca HPX cumple perfectamente ambos requisitos. De hecho, la broca tiene una interfaz MQL estanca que cumple los estándares DIN 6535 y 69090-03. Se acabaron los pedidos especiales o las modificaciones in situ.