La asociación del alquiler de maquinaria y equipos reunió a más de 250 profesionales de diferentes empresas vinculadas al sector del alquiler, en su puesta de largo anual el pasado 29 y 30 de enero en Madrid.

Acreditaciones colocadas encima de la mesa principal, carteles y pantallas con un mismo nombre, y decenas de papeles con todos los preparativos esperaban a los invitados en un Teatro Goya vestido por el rojo ASEAMAC, el color corporativo de la asociación.

Con el lanyard en el cuello, los presentes recogieron sus bolsas de asistente, expectantes por los ítems que se encontraban en su interior.

La sonrisa se dibujaba en sus rostros al tiempo que observaban como las mesas de los patrocinadores se expandían por los diferentes rincones de la sala, identificando sus marcas con un cartel y acompañados por un café de bienvenida.

El Teatro Goya les esperaba dividido en tres espacios acondicionados para recibir a las empresas proveedoras que había contratado uno de los paquetes expositivos.

En el centro de dicho emplazamiento, los patrocinadores que habían seleccionado la opción plata recibieron a los más de doscientos profesionales que se dirigieron hacia las salas en las que tuvieron lugar las primeras conferencias. Un camino que los llevó directamente hacia los patrocinadores que se decantaron por la opción de patrocinio más completa, la de oro. En una localización más distante, pero no por ello menos accesible, se encontraban los patrocinadores bronce.

Con un ambiente relajado y profesional, dio comienzo la primera sesión de conferencias en paralelo en dos salas diferentes. De esta forma, los asistentes tuvieron la posibilidad de seleccionar el contenido que querían recibir en función de la temática y su ponente o moderador.

En la sala A, la digitalización del alquiler fue la máxima de todas las ponencias, con temáticas como el big data y el riesgo empresarial en ciberseguridad. Por otra parte, la sala B daba mayor importancia al trato con las personas en el trabajo, poniendo en relieve un nuevo actor en este marco: el millenial.

Después, las pantallas de la sala apagaron su luz temporalmente y los asistentes pudieron disfrutar de un desayuno y encuentro en el que el “también lo conoces” o el “te presento a” se convirtieron en el tema de conversación de muchos de los grupos que se formaban en la sala.

“ASEAMAC como asociación me parece algo imprescindible, ya que te permite conocer y compartir experiencias con compañeros que se dedican a lo mismo”, afirmó D. José Rilo, de la empresa Rilo Maquinaria.

Tras el toque de la campana que disolvió algunas conversaciones, los asistentes empezaron a ocupar las butacas de las salas que, de nuevo, les presentaban dos ponencias en paralelo, con dos temas principales: Motores y movilidad, y La batalla de cobrar.

David Muñoz, periodista del medio de comunicación Interempresas, moderó las diferentes ponencias de la sala B en esta segunda sesión. Para Muñoz, el Foro ASEMAC 2020 es “una gran oportunidad para crecer, ya que reúne a buena parte de los principales alquiladores y proveedores de maquinaria y equipos a nivel nacional”.

Una vez finalizadas las sesiones en ambas salas, dio comienzo el tiempo de comida y encuentro. Un momento en el que el desarrollo de negocio se convirtió en el gran protagonista del Teatro Goya.

A través del formato “one to one”, se iniciaron las sesiones de networking. Los patrocinadores esperaban en sus correspondientes mesas -que actuaban como espacio expositivo- a que las tres sillas vacías fueran ocupadas por alquiladores durante siete minutos. Esta fórmula agilizó la ejecución de negocio entre ambas partes.

Antonio Moreno, de la empresa Max Equipment, patrocinador de la opción más exclusiva, afirmó que el formato del Foro ASEAMAC 2020 era “bastante dinámico” y permitía contactar con clientes potenciales “a los que es difícil de acceder”.

El desarrollo de negocio cedió su protagonismo a la puesta en conocimiento de las novedades del sector a través de dos nuevas sesiones. En la sala A, bajo el nombre de “Nuevas oportunidades”, D. Luis Miguel Ballesteros presentó la Guía sobre sanitarios portátiles. Una publicación elaborada por ASEAMAC y AESPE, y que ha contado con la colaboración del grupo de trabajo de sanitarios portátiles.

Los técnicos de sonido e imagen apagaron las pantallas y, tras un pequeño descanso, se dio por finalizado el programa profesional. Un punto de inflexión en la jornada que desdibujó el traje de la mente de los presentes e hizo que se equiparan con un peto especial para montar en los coches del Karting Carlos Sainz.

Una vez soltada la adrenalina, los asistentes pudieron disfrutar de una cena tipo cocktail amenizada por un mago y un sorteo de premios cuyos productos fueron facilitados por los patrocinadores del evento, dando por finalizada la jornada del día 29.

El Teatro Goya se despertó el día 30 amén de seguir actuando de plataforma de conocimientos e intercambio de experiencias. Después de un café de bienvenida, comenzó la cuarta sesión con tres nuevas ponencias en la sala Goya.

Eric Mottard, representante de la empresa Eventoplus, realizó un mapa del sector de los eventos en España destacando el papel de Madrid y Barcelona en el marco mundial. “Me he sentido muy acompañado en el escenario por la comunidad ASEAMAC. Se nota una voluntad de llevar a cabo algo que considero muy importante en cualquier gremio, que es parar, reunirse, aprender y debatir los retos de la industria”, declaró Mottard.

Una opinión que compartió Dª. Carlota Sánchez, ponente del foro y directora de nuevos negocios de la empresa HILTI, la cual también fue patrocinadora del foro. “Todos nos conocemos, pero el poder estar en un mismo recinto siempre aporta”, afirmó Sánchez, cuyo discurso se centró en la máquina herramienta.

La sala Goya bajó las luces para impulsar a los asistentes al encuentro entre profesionales del sector y el desarrollo de negocio. Un momento que volvió a reunir a proveedores y alquiladores y, que en palabras de D. Abraham Vieito de UNIFERSA, empresa patrocinadora del foro, es la clave de este evento: “el contactar con los potenciales clientes que hay en el Foro ASEAMAC 2020 en dos días sería un trabajo de 2 o 3 meses”.

La campanita volvió a sonar y, esta vez, fue telonera del toque internacional. Mediante dos ponencias impartidas en inglés, los asistentes disfrutaron de discursos sobre los sistemas de precio flexible y sobre la asociación de alquiladores invitada de Rusia, gracias al sistema de interpretación simultánea facilitado por ASEAMAC. “La asociación tiene que ser la plataforma que nos ayude a mejorar aquellos temas que nos son complicados en el día a día”, afirmó Gloria Gómez, de la empresa alquiladora Gómez Oviedo.

La sala Goya quedó despejada y los presentes se aglutinaron en el emplazamiento acondicionado para los patrocinadores con objeto de degustar la comida tipo cocktail, generando nuevas oportunidades de negocio. “Todo lo que hace ASEAMAC a nivel de networking durante las jornadas genera conversaciones muy positivas, tanto para los alquiladores como para los proveedores. Son muchos años viniendo y cada vez es mejor”, afirma D. David Muñoz, periodista especializado.

Las sesiones de networking dieron paso a las últimas tres ponencias del Foro ASEAMAC 2020. D. Asier Zuazo impartió una ponencia magistral sobre cómo dirigirse al cliente y las nuevas formas de comportamiento. Además, los “valientes” -tal y como se refirió a los asistentes el moderador de la última sesión- se pudieron empapar de diferentes conocimientos, como son las ventajas de tener la máquina a punto y las características del sector de la agricultura.

Durante la ronda de preguntas, los espectadores de la última sesión subieron al escenario para compartir impresiones y debatir sobre los temas expuestos en las ponencias, así como para demostrar que “la unión hace la fuerza”, frase que destacaron algunos de los presentes en el foro.

El proyector apagó su luz definitivamente y la puerta de la sala Goya se cerró por última vez. En el hall, las pantallas dejaron atrás el Foro ASEAMAC 2020 para poner en valor el Foro del alquiler 2021. En los últimos instantes, acompañados de un vino español, resonaba el eco de las conversaciones de todo lo vivido durante esos dos días en un espacio que cada vez estaba más vacío.

“Es difícil mantenerse, pero mucho más mejorarse. Teniendo en cuenta la incertidumbre flotante general que se respira en la industria, encontrar un entorno en el que no hay pesadumbre sino buenas noticias, se agradece”, declaró D. Ignacio Lanzadera, de la empresa JCB.

Una reflexión que compartieron todos los presentes a los que se les preguntó si asistirían al evento de ASEAMAC del próximo año y, es que, si la asociación pisa cada edición más fuerte el acelerador, es solo por una razón: la felicidad de sus miembros.