Dado que la comodidad del conductor está vinculada directamente a la productividad, las importantes mejoras realizadas en la suspensión del eje delantero, incorporando un acumulador doble, optimizan ahora la conducción en los tractores desde el Puma 185 Multicontroller hasta el Puma 240 CVX, sobre todo cuando cambian las cargas. Dado que los tractores deben realizar cada vez más operaciones a mayores velocidades para aprovechar al máximo las jornadas de trabajo, estas revisiones de la suspensión han sido diseñadas para mejorar la velocidad de respuesta del sistema de suspensión y el nivel de amortiguación que ofrece con el fin de mejorar la conducción durante los trabajos y los desplazamientos. Asimismo, el peso máximo autorizado del vehículo ha aumentado de 13.000 kg a 13.650 kg en los modelos Puma Multicontroller y 14.000 kg en los tractores Puma CVX, mejorando la capacidad de la máquina en carretera.

Los modelos entre el Puma 185 Multicontroller y el Puma 240 CVX también pueden equiparse ahora con el control de dirección adaptable (ASC). Este sistema de dirección variable permite modificar la relación entre el número de giros del volante realizados y el ángulo de dirección de las ruedas delanteras según los requisitos del operador. Así, el número de giros de tope a tope en la dirección del tractor puede ajustarse a cada trabajo. A través del terminal AFS del tractor, el operador puede seleccionar la relación de dirección deseada mediante tres opciones predefinidas o un ajuste personalizado.

Otra novedad, y para todos los modelos Puma, es la dirección reactiva. Ésta introduce una respuesta más rápida y el centrado automático en el sistema de dirección del Puma a raíz de las mejoras realizadas en el eje delantero, incluyendo nuevos sensores de dirección.

Otra nueva función de los tractores Puma Multicontroller y Puma CVX es ISOBUS Clase III, que permite la transferencia bidireccional de datos entre el tractor y cualquier apero compatible. Esto significa no solo que desde el tractor se pueden controlar las funciones del apero a través de la pantalla AFS 700, sino que el apero también envía información al tractor y, si es necesario, modifica ajustes como la velocidad de avance del mismo, logrando mejorar el rendimiento de trabajos como, por ejemplo, el empacado. El sistema Clase III también hace posible, por ejemplo, que la empacadora oriente la dirección del tractor a lo largo de la hilera para garantizar una alimentación uniforme y una paca perfectamente formada.

A través de la pantalla del terminal AFS 700, ahora es posible configurar de forma rápida y sencilla todos los botones del Multicontroller – además de los que accionan la transmisión – así como los interruptores de los distribuidores y el joystick de los distribuidores para accionar los aperos ISOBUS según se desee. Esto permite a los operadores crear un conjunto de controles adaptados a sus requisitos y circunstancias particulares.

Todos los modelos Puma cuentan ahora con nuevos distribuidores codificados por colores. Como consecuencia, se agiliza el acoplamiento de los aperos al facilitar el proceso de identificar qué distribuidor en la parte trasera del tractor corresponde a qué interruptor (modelos con distribuidores electrohidráulicos) o palanca (modelos con distribuidores mecánicos) en la cabina.