Bajo el lema ‘Ahead’ (“por delante”), Linde Material Handling presentó este martes en Berlín una nueva generación de carretillas contrapesadas térmicas y preparadores de pedidos equipados con la última tecnología de serie.

Con la nueva generación de carretillas contrapesadas térmicas, Linde lanza al mercado una “navaja suiza” de intralogística lista para el futuro. El sistema hidrostático incorporado en las carretillas del rango de capacidad de carga de 2,0 a 3,5 toneladas lleva la interacción entre el usuario y la carretilla al siguiente nivel y establece nuevos estándares en términos de disponibilidad, eficiencia, sostenibilidad y seguridad. Al mismo tiempo, las carretillas elevadoras Linde, con conectividad de serie, están preparadas para todas las aplicaciones imaginables en combinación con otros procesos de la Indusria 4.0.

Desarrollada desde cero, esta generación de carretillas elevadoras se basa en un amplio estudio de mercado realizado a clientes y usuarios. “Escuchamos atentamente a nuestros clientes y transmitimos sus comentarios a nuestros ingenieros de desarrollo”, dice Stefan Prokosch, Vicepresidente Senior de Gestión de Carretillas Contrapesadas de Linde Material Handling.

Lista para la Industria 4.0

Una característica innovadora importante es que las carretillas vienen con sistemas de conectividad de serie: Los datos de las carretillas se transmiten a un servidor central en una nube, Linde connect:cloud, ubicada en Europa Occidental, al que pueden acceder los clientes y los comerciales, de acuerdo con las normas de seguridad más estrictas. A su vez, los datos también se pueden recibir y procesar. De esta manera, a partir de ahora será posible llevar a cabo actualizaciones de software remotamente y activar funciones como la visualización del peso de la carga. Stefan Prokosch: “En el futuro, podremos adaptar las carretillas elevadoras a las necesidades cambiantes de los clientes a lo largo de todo su ciclo de vida, incluso a necesidades que aún no conocemos”. Ya ahora, la conectividad es una clara ventaja a la hora de realizar el mantenimiento: La gestión del Mantenimiento de las carretillas, el diagnóstico remoto y el mantenimiento predictivo mejoran la disponibilidad de los vehículos y ayudan a reducir los costes.

Incremento de la seguridad y la productividad gracias a la visibilidad mejorada

Una visibilidad panorámica sin restricciones es un requisito importante para una manipulación rápida, precisa y segura de las mercancías durante el funcionamiento de las carretillas elevadoras. Especialmente en este sentido, los ingenieros de Linde Material Handling han creado algo único: Los campos de visión a través del mástil de elevación han aumentado un 20% en comparación con el modelo anterior. Perfiles de mástil asimétricos y anidados abren ventanas de visión adicionales que facilitan la colocación de la carga con precisión milimétrica. El contrapeso más plano permite una mejor visibilidad trasera; el centro de gravedad bajo y suspensión alta del eje de dirección mejora la estabilidad en los giros, y el techo de cristal reforzado combina la máxima visibilidad con la mejor protección posible.
La cabina resistente a la intemperie de los nuevos modelos de Linde H20 a H35 también ofrece una visibilidad lateral óptima, gracias a las puertas totalmente acristaladas.

Además, el concepto del “bastidor protector” con cilindros de inclinación superiores y protección reforzada garantiza la estabilidad del mástil y la máxima capacidad de carga residual para elevar a alturas más altas. En términos de seguridad, Linde Material Handling refuerza su “Vision Zero” mediante la incorporación de serie y de forma opcional una serie de sistemas de última tecnología como el Linde Curve Assist- que reduce proporcionalmente la velocidad de traslación en las curvas de forma automática -, el Load Assist de Linde – que interviene activamente en cuanto la carga se acerca al límite de capacidad- así como una función de control electrónico del cinturón de seguridad: Si el conductor no lleva puesto el cinturón de seguridad, la carretilla se desplazará sólo a velocidad lenta.

Las opciones de iluminación, como las LED Stripes, el TruckSpot y el VertiLight para la iluminación no deslumbrante, contribuyen a esta tarea, al igual que los sistemas de advertencia y asistencia Linde Safety Pilot y Linde Safety Guard, que proporcionan información adicional importante al conductor, ayudando así a evitar errores y accidentes.

Tecnología al servicio del usuario

El factor de influencia más importante en el manejo de materiales, sin embargo, sigue siendo el operario. Y cuanto más ergonómico y seguro sea su entorno, mejor trabajarán. Por eso, la nueva generación de carretillas elevadoras Linde se ha diseñado posicionando al conductor en el centro de atención: El puesto de conducción desacoplado protege al conductor contra las vibraciones en un alto porcentaje; el escalón del camión tiene una altura de sólo 465 milímetros y es más del doble de ancho que antes; la cabina es aumentada en más de 10 centímetros de altura para un mayor espacio para el operario, y se ha diseñado un nuevo reposabrazos con nuevas funciones al alcance de la mano del conductor sin tener que mover el brazo para ir a buscar un pulsador. Está disponible también una gama de doce opciones diferentes de asientos para el conductor, desde un asiento súper confortable con calefacción, con respaldo ajustable por separado y ajuste automático del peso.

Máxima sostenibilidad

Según el experto de Linde Material Handling Prokosch, la carretilla térmica seguirá siendo la opción número uno para muchos clientes en un futuro previsible debido a su alto rendimiento y su uso sencillo. “Por eso hemos dado gran importancia a la optimización del consumo de energía y al aumento de la capacidad de manipulación, reduciendo al mismo tiempo las emisiones”. Linde Material Handling lo ha conseguido adaptando los motores existentes de nuestra gama de carretillas térmicas al nuevo reglamento de emisiones de gases (Fase V) para motores Diésel y GLP acorde Reglamento (UE) 2016/1628.

Además, utilizamos un motor industrial moderno y de fácil mantenimiento, integrando un filtro de partículas de serie y optimizando aún más el accionamiento hidrostático de Linde. De este modo previene de cualquier daño que pueda sufrir el motor y con ello se ahorran costes y se aumenta la disponibilidad de la carretilla. Este sistema es el llamado LEPS (Linde Engine Protection System). Prokosch continúa: “Nuestras mediciones muestran que nuestras carretillas elevadoras son hasta un 30 por ciento más eficientes que las de nuestros competidores y también son claramente superiores en cuanto a capacidad de manipulación. Esto los hace aún más rentables a lo largo de toda su vida útil. Al mismo tiempo, recurren en menos costes y producen menos gases de efecto invernadero”.

Un concepto modular

Esta nueva serie se presenta como una nueva era en Linde Material Handling también desde el punto de vista conceptual: Marca el final de la distinción en diseño de las carretillas elevadoras eléctricas y térmicas. Todas las nuevas carretillas contrapesadas en el rango de capacidad de carga de 1,2 a 8 toneladas se basarán a partir de ahora en un concepto modular uniforme. “Queremos ofrecer a nuestros clientes vehículos equivalentes para todas las aplicaciones, independientemente del tipo de accionamiento”, explica Prokosch. De esta manera, Linde Material Handling facilita a los clientes el proceso de transformación hacia conceptos de accionamiento sostenibles. Existe una razón de peso por la que las carretillas elevadoras con propulsión a diésel, gas combustible y gas natural son las primeras en ser fabricadas de acuerdo con el nuevo concepto de plataforma: “Queríamos cumplir con el estándar de emisiones Euro V para esta clase de capacidad de carga con un nuevo vehículo y ofrecer a nuestros clientes una carretilla elevadora térmica que establezca estándares aún más altos en la industria y que esté preparada para cualquier aplicación de la industria 4.0”, dice Prokosch, “Hemos hecho exactamente esto con este nuevo modelo de carretilla elevadora”.