La idea y el propósito de las máquinas híbridas no han cambiado realmente desde su introducción, pero la ejecución de estas máquinas ha evolucionado significativamente junto con la tecnología que las impulsa. 

Muchas de las PEMPs híbridas actuales ofrecen la flexibilidad necesaria para llegar a una obra no acondicionada antes de la construcción de una estructura y luego trasladarse al interior para trabajos de acabado. Esta flexibilidad es lo que hace que poseer y operar estas máquinas sea tan atractivo para los alquiladores y contratistas. Y, muchos propietarios de equipos híbridos de alquiler también se están dando cuenta de los beneficios del coste total de propiedad (TCO) que se derivan de un sistema híbrido bien diseñado.

Pero ya solo mencionar la palabra «híbrida» puede crear ansiedad en los técnicos de servicio, que están más familiarizados con las máquinas diésel. En este momento, aún parece existir cierto temor a lo desconocido asociado con el mantenimiento de los sistemas híbridos.

Hay que admitir que, en apariencia, el concepto general de diseño de las actuales plataformas elevadoras híbridas, que tienen como objetivo un rendimiento potente con un motor más pequeño, puede parecer paradójico. Sin embargo, al profundizar un poco más en los componentes individuales de la máquina, los técnicos de servicio notarán muchas similitudes con sus homólogos diésel y eléctricos, encontrando que son máquinas sencillas de mantener. Los técnicos de servicio también descubrirán que algunos componentes incluso reducen la necesidad de mantenimiento.

Mantenimiento del sistema híbrido
Sorprendentemente, los equipos híbridos son frecuentemente más simples y más fáciles de mantener. Aunque pueda parecer que los equipos híbridos son más complejos de mantener, en realidad se desarrollan agrupando tecnologías simples ya existentes de una nueva manera: el diseño y la tecnología de los equipos híbridos actuales se basan fundamentalmente en máquinas eléctricas. Por ejemplo, en las PEMPs híbridas Genie® FE (de sus siglas en inglés para combustible-eléctricas), los sistemas de accionamiento y los controles provienen de nuestras plataformas de tijera todoterreno, y los motores sencillos, controlados mecánicamente, provienen de nuestras pequeñas plataformas elevadoras.

Debido a que comparten componentes, las similitudes entre las plataformas híbridas y las plataformas diésel incluyen el mantenimiento básico del motor y del sistema hidráulico, como las comprobaciones regulares y el cambio del aceite del motor, los filtros, las conexiones de mangueras, etc., según las directrices recomendadas por el fabricante.

Y las similitudes con las plataformas eléctricas incluyen el mantenimiento rutinario de la batería, las inspecciones de los componentes eléctricos, etc., según las pautas recomendadas por el fabricante.

Dado que gran parte de las máquinas de las flotas de plataformas elevadoras y de alquiler actuales son máquinas eléctricas, los técnicos de servicio suelen estar más familiarizados con la composición interna y los componentes de las máquinas eléctricas en comparación con las máquinas diésel, lo que hace que las tareas de mantenimiento de los equipos híbridos sean menos desafiantes.

Es importante señalar que un número muy reducido de nuevos componentes, como por ejemplo el embrague del sistema híbrido, son específicos de las unidades híbridas; sin embargo, ninguno de estos componentes requiere un mantenimiento especial, siempre que los propietarios y operarios sigan las pautas recomendadas por el fabricante para el uso seguro y el cuidado preventivo de estas PEMPs.

Mantenimiento del sistema de carga
Aparte de la inspección regular y las comprobaciones rutinarias de las conexiones eléctricas y el cableado de una PEMP, según las especificaciones del fabricante, a menudo no se requiere ningún otro mantenimiento en el sistema de carga de una máquina híbrida.

Incluso las baterías AGM (Absorbent Glass Mat), que son estándar en todos los modelos híbridos Genie FE, están selladas y no necesitan mantenimiento. Genie eligió las baterías AGM para su solución híbrida, en parte, porque éstas no requieren el mantenimiento adicional para la comprobación/rellenado de las baterías de ácido-plomo libre que se encuentran en otros modelos híbridos y eléctricos, lo que reduce aún más el tiempo en el taller. Y, estas baterías no son marca Genie, con piezas difíciles de conseguir cuando se requiere mantenimiento, ahorrando dinero.

Mantenimiento del sistema de tracción
Al igual que las comprobaciones de mantenimiento del sistema híbrido, el mantenimiento regular de los sistemas de tracción de las PEMPs híbridas es muy similar al de las máquinas diésel. Por ejemplo, el mantenimiento de los cubos es esencialmente equivalente para los dos tipos de máquinas, y las inspecciones de los cables y conexiones eléctricas suelen sustituir a las de los motores y líneas hidráulicas de las máquinas diésel.

Consideraciones especiales de mantenimiento
Es importante señalar que no todos los equipos híbridos son creados de la misma forma. Dicho esto, mientras Genie diseñaba su tecnología híbrida FE, la facilidad de servicio era uno de los requisitos más significativos de los clientes. Respondiendo a esa necesidad, el sistema híbrido Genie FE se diseñó en torno a la tecnología existente, presentada de una forma nueva, de modo que los técnicos de servicio ya tienen las habilidades y equipos necesarios para dar servicio a estas PEMPs híbridas.

Además, las PEMPs actuales son ahora lo suficientemente inteligentes como para ayudar a los técnicos en la resolución de problemas con características tales como una pantalla en la cesta para mostrar los códigos de avería, facilitar las calibraciones de los sensores y establecer opciones de software, lo que contribuye a la reputación de este sistema híbrido en el campo de la facilidad de servicio y mantenimiento.

El mantenimiento es un compromiso
Las buenas condiciones de funcionamiento y la prolongada vida útil de cualquier PEMP, de motor diésel, eléctrico o híbrido, dependen en gran medida del cuidado y el mantenimiento regulares. El mantenimiento preventivo es un compromiso.

Con cada vez más PEMPs híbridas en los lugares de trabajo, hay que reconocer que, en apariencia, la tecnología híbrida actual puede ofrecer un nuevo y revolucionario enfoque en el concepto y diseño de las máquinas, aumentando la versatilidad de las aplicaciones sin sacrificar la potencia o la productividad, en comparación con las opciones de alimentación tradicionales. Pero al mirar más detalladamente el diseño de estos modernos sistemas híbridos, los técnicos de servicios encontrarán que estos sistemas están construidos con muchos de los mismos componentes que las máquinas diésel y eléctricas existentes, además de incluir componentes que realmente ayudan a minimizar el mantenimiento y reducir el tiempo en el taller: todas ellas buenas razones para eliminar la incertidumbre en torno a las máquinas híbridas y mantener estas versátiles máquinas en las flotas de alquiler.