El uso de equipos de elevación puede simplificar y hacer más seguras las tareas de instalación, mantenimiento y reparaciones de varios tipos de componentes de iluminación, equipos de control y de distribución eléctricas en altura.

La actividad del Electricista comprende una gran variedad de tareas que se realizan en muchos lugares y posiciones, muchas de ellas en altura con algunas de difícil acceso. Incluyen instalaciones y mantenimiento de líneas eléctricas, cuadros de distribución, auxiliares para maquinaria de producción, iluminación tanto en edificios de oficinas, naves industriales, fábricas, hoteles, almacenes y supermercados, etc. Para estos trabajos en altura, existe una gran variedad de plataformas elevadoras y carretillas y es crítico saber elegir la maquinaria de elevación correcta para la tarea. Como comenta Carlos Jordà, CEO de mateco en España, “Para escoger la maquina adecuada, se debe tener en cuenta el sitio, el entorno inmediato, la ubicación y las características del trabajo de elevación o manutención, además de entender las ventajas y limitaciones de cada tipo de máquina para poder alquilar el modelo correcto que no solo nos garantice la seguridad personal, sino que sea la de menor coste y que nos ayude a maximizar la eficiencia”. Es por este motivo que es tan importante el asesoramiento técnico-comercial por parte de una empresa especialista en plataformas elevadoras, por lo que es muy frecuente optar por el alquiler que proporciona mayor flexibilidad frente a la compra.” La empresa cuenta con 16 delegaciones en toda España desde cuales ofrece el apoyo de un asesor mateco para ayudar, sin ningún compromiso, a elegir las plataformas más adecuadas en función de las necesidades específicas de cada proyecto.

La ventaja de las plataformas elevadoras respecto a estructuras “tradicionales” de elevación, es que aumentan la productividad al mejorar la movilidad y la eficiencia en cualquier ámbito, además de agilizar el tiempo de trabajo, resultando más seguras y económicas que los andamios y las escaleras. Asimismo, reducen los costes al poder trabajar los operadores de forma sin bajar para mover-se hacia la siguiente tarea. De hecho, una plataforma elevadora incluye la propia plataforma de trabajo o cesta, que está rodeada de una barandilla con rodapiés para evitar caídas y garantizar la seguridad y que lleva el panel de control que permite al trabajador manejar la altura, el ángulo, la posición y la velocidad. El hecho que las plataformas elevadoras aumenten la seguridad es un argumento clave en el momento de elegir un medio de elevación para trabajos en altura puesto que uno de los riesgos más importantes del Electricista son las caídas a distinto nivel a través de huecos y desniveles.

Para poder manejar plataformas elevadoras y carretillas con confianza y seguridad, es necesario completar un curso de formación en máquinas de elevación según como exige el R.D. 1215/1997cumpliendo con la norma UNE 58923. La formación certificada ayuda a reducir las probabilidades de que se produzca algún accidente en el entorno de trabajo y permite manejar de forma segura una selección de modelos, según norma vigente, así como nos garantiza seguridad jurídica sin coste al estar bonificada por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.