La nueva normativa de emisiones Euro V entró en vigor a principios de 2019, una legislación que debe cumplirse por todos los equipos que estén en funcionamiento y es algo que se ha de tener en cuenta por los usuarios a la hora de adquirir una nueva carretilla de combustión interna.

A medida que la legislación europea continúa centrándose en la reducción de emisiones para los motores de combustión interna, Mitsubishi Forklift Trucks ha destacado el papel de sus modelos GRENDiA para las empresas que buscan reducir su huella de carbono.

Todas las carretillas elevadoras con motor IC, incluyendo en esta nueva normativa los vehículos a gas y no sólo los diésel, deben cumplir con la nueva normativa Euro V que entró en vigor a principios de 2019, circunstancia que se debe tener muy en cuenta por aquellos usuarios que quieran adquirir un equipo de combustión interna.

La gama Mitsubishi GRENDiA ES FG15-35N ya está diseñada para cumplir, ampliamente, estos requerimientos. A partir de abril de 2019, todos los equipos fabricados por Mitsubishi Europe lo hacen de acuerdo con los rigorosos estándares de la Euro V.

La gama GRENDiA ES ofrece características excepcionales de eficiencia energética, incluido un convertidor catalítico de tres vías de circuito cerrado que reduce las emisiones de monóxido de carbono e hidrocarburos. También elimina el 95 por ciento de los gases peligrosos de NOx, lo que lo convierte en uno de los modelos más limpios, si no el más limpio, del mercado en la actualidad.

La tecnología avanzada de GLP significa que los modelos GRENDiA ES usan un 40 por ciento menos de combustible que las principales carretillas de la competencia, sin reducir su alto rendimiento líder en la industria. Hablamos de casi 10.000 libras según un estudio realizado recientemente en Reino Unido.

Los modelos GRENDiA ES están diseñados con requisitos mínimos de mantenimiento para garantizar la máxima productividad y tiempo de operación. Combine esto con la mayor eficiencia de combustible y tendrá costos de operación más bajos en todos los ámbitos.

Denominada GRENDiA, que significa “Diamante verde”, la gama establece un alto estándar en rendimiento ecológico, lo que la convierte en la opción ideal para las empresas que buscan mejorar su flota de carretillas elevadoras, teniendo en cuenta las regulaciones.