El nuevo sistema de mandrinado sin vibraciones de Kennametal presenta diferentes mejoras tecnológicas que permiten un funcionamiento “plug and play”. Ofrece una serie de cabezales intercambiables que incluye mecanismos de sujeción de tornillo y de palanca con configuraciones de desprendimiento positivo y negativo .

Kennametal simplifica el mandrinado profundo. Vaya a cualquier taller de mecanizado y probablemente oiga esto: un chirrido agudo de una operación de mandrinado profundo, una vibración suficientemente alta para que incluso los más duros de oído de nosotros salgan corriendo a por un par de tapones para los oídos. Este es un problema que ha incomodado a los mecanizadores desde el día en el que el inventor del torno Henry Maudslay cogió un trozo de acero e intentó taladrarlo, y ha empeorado según los metales se han vuelto más duros y su mecanizado más desafiante.

Esto ya no es así gracias a la última arma de Kennametal en la lucha contra la vibración, una de la que todos los mecanizadores de cualquier sitio dirán “la necesito”. El nuevo sistema de mandrinado presume del mecanismo anti vibraciones más efectivo diseñado por Kennametal y ofrece, al mismo tiempo, una amplia gama de cabezales intercambiables y tamaños de mango.
x