Liebherr ha desarrollado, junto con Designwerk, el primer camión hormigonera completamente eléctrico, con tambores de 10 m3 y 12 m3 nominales, y 11 m3 y 13 m3 de capacidad en volumen de agua, sobre un chasis de 5 ejes.

Está previsto que las primeras operaciones se lleven a cabo por parte de nuestros clientes Holcim y KIBAG, en Suiza. Este diseño es perfecto para dicho país, donde está permitida la circulación de camiones de 40 toneladas con cinco ejes.

La producción de hormigón es limpia y ecológica, ya que las plantas de hormigón funcionan eléctricamente. Hasta ahora, para el transporte del hormigón se han utilizado motores diésel que conllevan emisiones de gases y ruido. Los nuevos camiones hormigonera ETM 1005 y ETM 1205, que utilizan como base el chasis Futuricum, van a cambiar todo esto: se va a poder realizar el transporte de grandes cantidades de hormigón de manera silenciosa y fiable, sin emisiones. Estos camiones hormigonera son especialmente adecuados para su electrificación, debido a que las distancias desde la planta de hormigón hasta la obra son, relativamente, cortas, en comparación con el transporte de mercancías. Durante las continuas idas y venidas a la base se permite cargarlos, mediante un cable directamente a las baterías. No obstante, gracias a la alta capacidad de las baterías, normalmente sólo es necesario cargar las baterías durante la noche. El chasis Futuricum es extremadamente potente, el equivalente a 680 CV, y puede soportar, fácilmente, altas cargas de hormigón. La recuperación de energía durante el frenado o en la conducción en bajada, incrementa, aún más, la autonomía del camión y reduce los costes operativos y de mantenimiento. El accionamiento del tambor eléctrico, desarrollado por Liebherr y ZF, está formado por una unidad de motor eléctrico y un engranaje mixto eficiente y de reducido mantenimiento. Por primera vez, tanto el chasis como la hormigonera estarán alimentados mediante una batería de tracción, lo que elimina la necesidad de costosos componentes electrónicos.

La nueva Generación 05 de Liebherr ofrece más ventajas: La compacta y reducida unidad eléctrica de accionamiento del bombo de mezclas está conectada directamente al tambor y su alta eficiencia aseguran un consumo de energía, para que la batería de tracción del camión Futuricum se mantenga bajo. Asimismo, elimina la necesidad de cualquier equipo hidráulico: sin latiguillos, sin bomba y, por lo tanto, sin riesgo de fugas ni perdidas de presión.

La hormigonera de Liebherr cuenta con un peso neto reducido, combinado con el mejor volumen de transporte posible. Esto garantiza una larga vida útil, gracias a un material de acero especial resistente al desgaste, LICRO-500, diseñado y producido en exclusividad para las hormigoneras Liebherr, y a un diseño ergonómico del sistema operativo y de los puntos de acceso. Cuenta con dos perfiles de aluminio a ambos lados que permiten un posicionamiento flexible y la fijación de accesorios, según las necesidades de cada cliente, además de proteger las instalaciones de la hormigonera, facilitando el acceso para posibles mantenimientos.

Un concepto global exitoso

Tanto el chasis como la hormigonera están combinados, de manera óptima, por Liebherr y Futuricum. La distribución del peso, a través de los ejes, permite conseguir unas condiciones perfectas en la conducción. Un sistema de gestión de temperatura garantiza que los componentes se enfríen o calienten, según sea necesario. Las hormigoneras ETM 1005 y ETM 1205 representan un verdadero avance en el transporte de hormigón ecológico.