Lucia Salmaso, Consejera Delegada de BKT Europe: «Esta situación nos está poniendo a prueba, pero la resiliencia es uno de los valores fundacionales de nuestra empresa.

Por consiguiente, miramos al futuro con fuerza y un profundo sentido de la responsabilidad».

Covid-19. Como todos, tampoco BKT se ha librado de tener que afrontar una emergencia extraordinaria y muy compleja, una situación que gestionar en todo el Grupo, a escala internacional.

En la actualidad, para BKT la prioridad indiscutible es proteger a sus trabajadores, siguiendo en todo momento y con la mayor de las dedicaciones las directrices gubernamentales de los diversos países en los que BKT está presente y minimizando los riesgos. La primera vertiente es la humana, ya que la situación es incierta y difícil, y lo primero que cuenta es hacer equipo y darse ánimos mutuamente, estar unidos y afrontarlo juntos.

Lucia Salmaso, Consejera Delegada de BKT Europe: «Esta situación nos está poniendo a prueba, pero la resiliencia es uno de los valores fundacionales de nuestra empresa. Por consiguiente, miramos al futuro con fuerza y un profundo sentido de la responsabilidad».

Recoge las ideas de BKT. El Grupo no ha perdido su capacidad de reacción y está organizando al máximo sus procesos internos y externos, para reanudar la actividad tan pronto sea posible. El equipo de la cadena de suministro permanece activo y en constante contacto con los proveedores de materias primas, de manera que la producción esté lista para restablecerse sin perder ni un solo momento.

La sede central y los centros de producción de BKT en La India —desde que el Gobierno adoptó el confinamiento como procedimiento para contener la propagación del virus y proteger la salud de los ciudadanos— permanecerán cerrados hasta el 14 de abril de 2020. Los servicios de atención al cliente y apoyo a las ventas están en cambio operativos en teletrabajo, una modalidad que el Grupo activó incluso antes de que se hiciera obligatoria.

BKT Europe, en cambio —que incluye servicios de logística, asistencia técnica, mercadotecnia, servicio de atención al cliente y apoyo a las ventas— trabaja en régimen de teletrabajo desde finales de febrero y no ha sufrido ralentizaciones en sus diversas actividades habituales. La sede de Seregno (Norte Italia) está en constante contacto con los clientes de Primer Equipamiento europeos, gestionando la situación caso por caso y con la máxima puntualidad posible, como de costumbre.

«Es un momento realmente terrible y todos nosotros albergamos en nuestros corazones la esperanza de que pase lo antes posible», prosigue Lucia Salmaso. «Estamos aprovechando el tiempo y acumulando energías e ideas para poder regresar aún más fuertes y competitivos. La emergencia nos da la posibilidad de pensar en el futuro y ser creativos, teniendo en cuenta no obstante que en este momento para nosotros la prioridad absoluta radica en la seguridad de los trabajadores y las medidas de contención de los riesgos.

La fuerza, al igual que la resiliencia, se cuenta entre nuestros valores más importantes en nuestra condición de personas, pero también como empresa»— concluye. «Es por ello que estoy segura de que lo conseguiremos, al igual que todos los que trabajan con nosotros».