En cuanto a Tecnología de agricultura de precisión, el sensor HarvestLab™ 3000 de John Deere

  • Utiliza tecnología de espectroscopia de infrarrojo cercano (NIR) para analizar los diversos constituyentes de los cultivos cosechados, el ensilado o el purín (un sensor, tres aplicaciones)
  • Permite el ajuste automático de la longitud de picado en función del contenido de materia seca (recolección de cultivos)
  • Análisis de constituyente no sólo durante la carga sino también durante la aplicación (purín)
  • Utilizable como unidad de laboratorio estacionaria en el silo o la oficina para una preparación precisa de las raciones asegurando la salud del ganado.

Desarrollado y patentado conjuntamente con Carl Zeiss, el sensor HarvestLab 3000 utiliza la tecnología de espectroscopia de infrarrojo cercano (NIR) para analizar el contenido de diversos constituyentes de los cultivos cosechados, ensilado o estiércol. En 2009 esta tecnología fue homologada por la Deutsche Landwirtschafts- Gesellschaft (DLG) para el análisis de contenido de materia seca del ensilado de maíz con solo una desviación insignificante entre el 0,67 y el 1,85 %. Nuestras distintas calibraciones se han perfeccionado aún más, añadiendo más muestras de tipos de cultivo/estiércol, variedades/forrajes y regiones año tras año.

El nuevo equipo físico de HarvestLab 3000 incorpora tecnología de vanguardia
y está fabricado a base de millones de horas de experiencia en el campo. El sensor puede procesar un espectro de longitud de onda un 12 % más ancho para una precisión adicional y realiza más de 4.000 mediciones por segundo. Normalmente esto equivale a un millón de mediciones por carga. Eso es mucho mejor que el valor de una muestra aleatoria: son datos estadísticamente fiables sobre la marcha. Los errores que normalmente se producen durante la recolección manual de muestras se eliminan por completo. Por último y no por ello menos importante, se muestran todos los datos y se documentan específicamente para el sitio en tiempo real. Esto permite al operador configurar los ajustes y optimizar la máquina de forma automática mientras está en campo, en lugar de esperar varios días para obtener los resultados del laboratorio.

La tecnología HarvestLab ha demostrado su valía en el campo durante años y continúa recibiendo premios en certámenes internacionales.