Entrevistamos la cuchara cribadora MB-S y la seleccionadora MB-HDS de MB Crusher para entender mejor las funciones y puntos de fuerza de su uso en la obra.

Pasó más de un año desde la feria Bauma 2019, cuando MB Crusher lanzó en exclusiva mundial, la nueva cuchara seleccionadora MB-HDS. Los contorsionistas en el escenario, las luces, la música, todo es un recuerdo lejano. Se hizó lo que había que hacer, el nuevo equipo ya está trabajando en obras de todo el mundo, pero queda una duda. Más que una duda, un rumor de fondo. Es por ello que decidimos conversar con las interesadas directas, con el fin de dar algunos puntos de referencia a quienes quieran utilizarlas en la obra.

Noticias Maquinaria.- MB-HDS, di la verdad, estás aquí para reemplazar el modelo de cribadora MB-S, ¿nacida mucho antes que tú?

MB-HDS: ¡Absolutamente no! Somos dos productos independientes pero complementarios. Puede parecer complicado, pero en realidad es muy sencillo, ahora trato de explicártelo con algunos ejemplos. En una obra en los Estados Unidos de America, fue necesario separar la arena de las rocas para un proyecto de canalización. Aquí, en este caso, fui la mejor elección. ¿La razón? Simplemente porque la forma en que cribo el material y con el que fui construida permite que el material sea transportado con precisión sobre la zanja, sin dispersiones.

En España, en cambio, se eligió una cribadora MB-S14 para limpiar la playa, en ese caso, la mejor elección fue esa. MB-S: sì, de hecho, en esta obra de Valencia fue necesario separar la arena de los residuos para preparar la temporada de verano. En este caso la cosa importante fue solo el tamaño de salida del material : una vez elegida la cesta con los orificios de tamaño adecuado algo más grande no podría haber pasado.

Noticias Maquinaria.-  De acuerdo, lo entiendo, por lo tanto cribáis la arena de manera diferente, luego ¿qué más?

MB-HDS314: Ambas estuvimos en Hungría para tratar el suelo, en ambos casos se obtuvo un material relimpio muy fino. En la primera obra – el estadio de Bozsik – fue necesario relimpiar la tierra para poderla luego reutilizar como pavimento del campo de fútbol. En la otra obra, en cambio, se estaba construyendo una larga canalización para llevar las tuberías de una prisión a un nuevo complejo en construcción.

En teoría, ambas podian usarse en ambas obras. ¿Pero qué determinó la elección de una sobre la otra? Fue suficiente mirar el suelo para entender de inmediato cuál usar.
MB-S18: me encargué del campo de fútbol, con una canasta de 10×10 mm. La tierra excavada estaba seca, pero contenía un poco de todo, por lo tanto fue necesario volver a limpiarla y distribuirla uniformemente para luego acoger la alfombra de césped.

En la otra obra, la tierra estaba mojada y algunos terrones se habían compactado: este fue un trabajo perfecto para la seleccionadora con las cribas de estrella, la HDS, que con sus rotores logra romper los terrones y cribarlos, incluso si están húmedos.
Video https://vimeo.com/454294014

Noticias Maquinaria.- Por lo tanto, ¿me parece entender que es precisamente el tipo de trabajo lo que os distingue, el trabajo que se tiene que hacer y el resultado que se quiere obtener?

MB-S: sì, exactamente esto. Tomemos como ejemplo materiales como la piedra y la grava en general, ambas las trabajamos con facilidad. La diferencia consiste precisamente en el resultado que se quiere alcanzar.
Yo como cribadora con cesta trabajo muy bien si se trata de separar el fino del grueso y de obtener tamaños regulares, en resumen, material de calidad listo para usar. En la República Checa, fui utilizada para cribar el material que se utilizó para construir parte de una red ferroviaria. Aquí lo importante era el tamaño de salida, precisamente porque lo requería el tipo de trabajo.

HDS: Yo trabaje material inerte de demolición, en este caso fue necesario hacer un trabajo rápido y producir la mayor cantidad de material.
Video: : https://vimeo.com/454294026

Noticias Maquinaria.- ¿hay cosas que una puede hacer y la otra no? Vamos vamos, al menos una.

HDS En realidad sí, hay materiales y procesos que son más adecuados para una u otra. Tomemos como ejemplo el compostaje: puedo ventilarlo y romperlo fácilmente, gracias al movimiento de mis rotores. Les puedo dar dos ejemplos, uno en Francia, donde usaron el modelo MB-HDS320 para ventilar el material y el otro en Alemania, donde en cambio el trabajo se realizó con un modelo más pequeño, la MB-HDS314.

Lo mismo ocurre con las ramas y la maleza, que cortan con mis rotores y luego se pueden volver a procesar.
MB-S: en efecto, con mi fuerza centrífuga no podría trabajar el compostaje, sería imposible, aunque solo fuera por el hecho de que todo se “apelmace” y el resultado no sería el deseado.
En cambio, yo estoy muy bien si el material es abrasivo o bien con la chatarra de hierro o con los desechos de procesamientos de acero.
Con estos tipos de materiales habría un consumo excesivo de los rotores del HDS, que en cambio no pasa conmigo. Con mi cesta puedo seleccionar y separar el material en el tamaño que se necesita y separarlo fácilmente.
Por ejemplo, con la chatarra, el hierro se queda en la cesta y sale la tierra / polvo / esquirlas.

¿Enemigas/amigas? No, solo dos equipos que se complementan, dependiendo del resultado que se quiera conseguir y del tipo de trabajo que se tenga que realizar.

Quizás tenerlas ambas en la obra no sería una mala idea.