Menos de un año después del lanzamiento por parte de Epiroc de su nueva generación de equipos de minería de batería eléctrica, ya se han conseguido pedidos de estas máquinas por parte de clientes de países como Finlandia, Australia y Canadá.

En Finlandia, Agnico Eagle Mines Limited ha pedido, en el tercer trimestre de 2019, el equipo Boltec E Battery para su uso en la mina de oro Kittilä. Pedido que se suma a las reservas de otras compañías, en trimestres anteriores, para versiones de batería eléctrica de la bulonadora Boltec, del equipo de perforación frontal Boomer, la pala Scooptram y el camión Minetruck.

Además, Agnico Eagle Mines ya está probando varios equipos eléctricos de Epiroc en Kittilä como parte del proyecto de Sistemas de Minería Inteligente Sostenible (SIMS). Un proyecto en el que Epiroc trabaja como coordinador y que forma parte de Horizonte 2020, el programa de investigación e innovación más extenso de la Unión Europea. Como parte del mismo, un equipo de batería Boomer E2 ha estado operando durante algunos meses en Kittilä y, desde agosto, un camión Minetruck MT42 y una pala Scooptram ST14 también han llegado a la mina.

«Vemos un gran interés en los clientes por nuestras nuevas máquinas eléctricas mineras de batería», ha afirmado Helena Hedblom, Vicepresidenta Ejecutiva de Minería e Ingeniería Civil de Epiroc. «La tecnología ya está bien establecida y cada vez más compañías mineras se están dando cuenta de los importantes beneficios que conlleva el uso de máquinas eléctricas en lugar de las de diésel. Estamos orgullosos de encabezar el impulso de la industria minera hacia un futuro libre de combustibles fósiles».

Los beneficios de esta tecnología incluyen una mejora en la salud y seguridad de los trabajadores, un menor coste total de operación y una mayor productividad. Ventajas especialmente significativas para las operaciones subterráneas, donde las compañías mineras tradicionalmente deben invertir mucho en ventilación por los gases de escape diésel.

«La batería Boomer E2 ha estado funcionando muy bien y no se ha echado de menos al motor diésel», ha comentado Jari Kolehmainen, Gerente de Producción de Agnico Eagle Mines. «Los comentarios de los operadores han sido positivos y esperamos expandir nuestra flota con más equipos eléctricos en el futuro cercano. También estamos muy entusiasmados de probar el camión accionado a batería y la pala. Estas pruebas nos dan la confianza de ser un exitoso adoptador temprano de esta nueva y emocionante tecnología».

Epiroc lanzó sus primeras máquinas eléctricas de batería en 2016. En noviembre de 2018, la compañía presentó su nueva generación, que consta de cargadores de 14 y 18 toneladas, un camión de 42 toneladas y una familia de perforadoras medianas que incluye perforación frontal, de producción y refuerzo de roca. La empresa apunta así a poder ofrecer su flota completa de equipos de minería subterránea con versiones eléctricas de batería para 2025.