El Grupo Hilti aumentó sus ventas en los primeros ocho meses del año en un 4,2 %, hasta alcanzar los 3.908 millones de CHF.

El grupo de tecnología de construcción registró un crecimiento significativo tanto en términos de resultado operativo (11,1 %) como de beneficio neto (+11,2 %).

«Debido a las tensiones políticas, tanto a nivel internacional como local, el clima económico no ha mejorado. En general, la dinámica del mercado se ha suavizado un poco, lo que puede verse en la ligera reducción de nuestras tasas de crecimiento», comentó Christoph Loos, CEO de Hilti, sobre el resultado intermedio.

En monedas locales, el aumento de las ventas en los últimos ocho meses fue del 6,4 %. Las influencias negativas de las divisas han aumentado en los últimos meses debido, entre otros factores, a la renovada debilidad del euro y a la devaluación de la libra esterlina.

Las regiones de Europa y América del Norte fueron las que marcaron el ritmo de crecimiento, con un avance del 7,1 % en monedas locales. América Latina también registró un fuerte crecimiento, del 9,4 %, con una contribución significativa de la recuperación de Brasil. La región de Asia/Pacífico logró un crecimiento del 4,7 % y experimentó influencias negativas en los difíciles entornos de Hong Kong y Corea. La situación en la región de Europa del Este/Oriente Medio/África (+2.8 %) se mezcló con la de Rusia y los mercados de Europa del Este, que contribuyeron al crecimiento, mientras que el curso de los negocios en los Estados del Golfo y en Turquía siguió siendo difícil debido a las continuas incertidumbres políticas.

A pesar de las influencias cada vez más negativas de las divisas y de las inversiones continuas, el resultado operativo del Grupo fue un 11,1 % superior (506 millones de CHF), mientras que el beneficio neto también creció un 11,2 % (365 millones de CHF). Esto se tradujo en sólidos niveles tanto para la rentabilidad sobre las ventas (12,9 %) como para la rentabilidad sobre el capital empleado (21,6 %).

En el contexto de las dificultades locales en algunos países y de los conflictos comerciales internacionales, el Grupo Hilti prevé un entorno económico cada vez más volátil. Para todo el año, la empresa espera que las tasas de crecimiento, tanto en ventas como en rentabilidad, se sitúen en el rango medio de un dígito.