JCB ha lanzado su primer modelo de telescópico eléctrico a medida que avanza la expansión de su gama E-TECH de máquinas con cero emisiones.

Más de 43 años después de que la compañía fuera pionera en el concepto de manipuladores telescópicos, los prototipos han evolucionado hacia el nuevo 525-60E, una versión completamente eléctrica. Diseñada para ofrecer el mismo rendimiento que la máquina convencional con motor diésel, la 525-60E ofrece una solución de manejo de carga sin emisiones para uso en construcción, agricultura y sector industrial.

Tim Burnhope, director de innovación de JCB: “JCB ha sido pionera en el cambio a la propulsión eléctrica en maquinaria de construcción, agrícola e industrial, habiendo introducido con éxito la miniexcavadora 19C-1E y la Teletruk 30-19E en el mercado.

 “Como líder mundial del mercado de manipuladores telescópicos, el lanzamiento de la JCB 525-60E  lleva la electrificación de equipos más allá de los mercados de construcción general, industrial y agrícola, ofreciendo una solución de manejo de carga sin emisiones sin comprometer el rendimiento o la productividad. Estamos entusiasmados con las perspectivas de esta máquina “.

Las características clave del nuevo manipulador telescópico incluyen:

  • Los motores eléctricos duales para propulsión y elevación ofrecen una mayor eficiencia
  • La regeneración de frenos aumenta la carga de la batería
  • La hidráulica regenerativa aumenta la eficiencia
  • Capacidad de operación de turno completo
  • Gama de opciones de carga, incluida la carga rápida y a bordo

El 525-60E utiliza dos motores eléctricos, uno para la línea de transmisión y el segundo para alimentar el sistema hidráulico. El motor de tracción de 17 kW se impulsa a través de una caja de cambio permanente de tracción en las cuatro ruedas a los ejes JCB . El motor del sistema hidráulico de 22 kW alimenta una bomba de engranajes de desplazamiento fijo, que proporciona un caudal máximo de 80 litros / min. El flujo es proporcional a la posición de la palanca de mando y el extremo de elevación está controlado por un bloque de válvulas electrohidráulicas, con regeneración hidráulica en la bajada y retracción de la pluma.

Los motores eléctricos tienen una eficiencia del 85%, por encima de la eficiencia del 45% de un motor diesel. El análisis exhaustivo de los ciclos de trabajo del cliente, a través del sistema telemático LiveLink de JCB y los estudios, pruebas y evaluaciones in situ, ha permitido a los ingenieros de JCB optimizar la batería de la máquina para cumplir con las necesidades del cliente. La batería de iones de litio de 96 V es capaz de proporcionar operación a jornada completa.

El motor de tracción utiliza frenado regenerativo, en lugar de un sistema de frenado tradicional, recargando la batería en el proceso. El sistema hidráulico también regenera el flujo mientras baja la pluma, lo que reduce el requisito de potencia y prolonga las horas de funcionamiento. La función de regeneración del freno se apaga automáticamente cuando la batería está completamente cargada.

La máquina tiene el mismo cargador que otros productos JCB E-TECH, capaz de recargar la batería en 8 horas utilizando un suministro eléctrico estándar de 240 V, 16 A. Se puede usar un cargador universal JCB para una recarga rápida durante los descansos, en tan solo 35 minutos.

El 525-60E ha sido diseñado para satisfacer las necesidades actuales y futuras de los clientes en una variedad de sectores industriales, proporcionando una operación de cero emisiones para trabajar dentro de edificios, en trabajos de construcción y mantenimiento subterráneos y en áreas urbanas con estrictas regulaciones de emisiones, como Zona de emisiones ultrabajas de Londres (ULEZ).

Un beneficio adicional de la operación eléctrica es una reducción significativa de los niveles de ruido, lo que convierte a nuestro manipulador en un equipo atractivo para los operadores, así como para su uso en situaciones en las que se trabaja cerca de otras personas, como entornos urbanos confinados. El 525-60E ofrece un nivel de ruido en la cabina de solo 66,7 dB, mientras que el nivel externo es de 92,2 dB. Una alarma de marcha atrás de baja frecuencia sirve de opción, para advertir a los trabajadores del movimiento de la máquina.

JCB no ha sacrificado la comodidad del operador. La cabina ROPS / FOPS de gran tamaño está bien distribuida y diseñada para trabajar sin fatiga, con controles de fácil ubicación. La cabina totalmente acristalada tiene un calefactor de 2,2 kW, cristales delanteros, traseros y laterales calefactados para una descongelación y desempañado rápidos y un asiento con suspensión calefactable, lo que garantiza que el operador se sienta cómodo independientemente de la temperatura exterior. El 525-60E también utiliza el sistema de control de carga patentado y probado de JCB, lo que garantiza un manejo óptimo y seguro de la carga.

Las dimensiones externas no han cambiado con respecto al modelo diésel y el 525-60E ofrece el mismo radio de giro exterior de 3,7 m. La capacidad máxima de elevación es de 2500 kg, con una carga máxima de 2000 kg a la altura de elevación completa de seis metros. La máquina ha sido diseñada para ofrecer tiempos de ciclo similares a los de la telescópica diésel, sin pérdida de rendimiento. Se puede utilizar con horquillas, una amplia gama de cucharones y muchos otros accesorios JCB.