JOHN DEERE potencia la limpieza de su maquinaria durante todo el año

John Deere presenta su nueva serie de hidrolimpiadoras de alta presión capaces de utilizar tanto agua fría como caliente. La limpieza de la maquinaria y las instalaciones no sólo mejoran el aspecto de la explotación, sino que contribuyen a contener los costes de mantenimiento y reparación, y generan una mayor confianza del cliente sobre el estado sanitario y calidad de los cultivos y el ganado.

La nueva serie de hidrolimpiadoras destaca por:

Ofrece una opción motorizada para zonas remotas sin red de energía eléctrica. Ya sea limpiando tierra o residuos, es capaz de acceder a zonas de difícil acceso de maquinaria.

Si el trabajo a realizar es eliminar tierra y estiércol las hidrolimpiadoras de alta presión de John Deere están a la altura de cualquier trabajo de limpieza, completándolo con facilidad y manteniendo la maquinaria limpia y el ganado sano.

John Deere ofrece tres modelos de hidrolimpiadoras de alta presión de agua fría, con potencias de 7,0, 9,2 y 9,5kW, diferenciadas por tamaño, peso, presión de trabajo (3 a 20 bar) y caudal (460 to 1600 L/h), para que resulte fácil elegir el modelo que mejor se adapte a las necesidades de cada cliente.

Equipada con un motor de gasolina, el modelo de 9,7kW puede utilizarse siempre que la máquina esté estacionada sobre una superficie firme y plana, y sólo necesita una toma de agua. En explotaciones forestales, su autonomía la hace ideal para quitar corteza sin dañar la madera, acelerar el proceso de secado y controlar las plagas. Las presiones y el caudal pueden ajustarse infinitamente en la lanza, y sus ruedas neumáticas facilitan el transporte por terrenos irregulares.

Para ampliar la utilización de las nuevas hidrolimpiadoras de alta presión, John Deere ofrece una amplia variedad de accesorios, así como de agentes de limpieza para eliminar hasta las manchas más difíciles.