Joskin estará en la feria Fima con la máquina que recibió la medalla de oro con John Deere, su solución innovadora llamada «E-Drive».

Desarrollado en colaboración con John Deere, el E-Drive JOSKIN representa una solución innovadora en una agricultura en búsqueda constante de nuevas soluciones. Esta tecnología se destina a distribuir la potencia del tractor transmitiéndola en todo el convoy. Concretamente, durante el arranque, el E-Drive JOSKIN va a transferir parcialmente la potencia del tractor repartiéndola sobre dos ejes adicionales. Entonces, la tracción del tractor es soportada por la del vehículo trasero. Por consiguiente, ya no es necesario aumentar el peso sobre los ejes del tractor para aumentar la adherencia durante el transporte por carretera. Es la misma cosa para el trabajo en el campo que, en condiciones húmedas y desfavorables, requieren una gran potencia procedente del tractor.
Aunque la tracción se mejoró mucho gracias a esta solución, hay muchas otras ventajas. Dado que la necesitad de lastrado es menor, es ahora posible disminuir el peso del tractor y así reducir mucho la compactación del suelo, el consumo de carburante y el desgaste de los neumáticos.
Con la mejor tracción conseguida gracias al E-Drive, los deterioros de la estructura del suelo derivados anteriormente de un patinaje o unos deslizamientos demasiados importantes del convoy se reducen también. Esta ventaja es particularmente interesante para el esparcimiento de purín. Dado que los períodos autorizados por ley son restrictivos, es posible aprovechar al máximo el tiempo, al iniciar la jornada laboral más temprano y al trabajar durante más tiempo en condiciones meteorológicas menos favorables.
Esta mejora de la tracción beneficia también al rendimiento de esparcimiento. Permite así trabajar con cisternas con volúmenes mayores y con útiles de inyección o rampas de esparcimiento más anchas. El empleo de equipamientos de mayor tamaño se puede combinar sin problema y sin sobrecarga con una utilización a baja velocidad para garantizar una calidad de trabajo óptima.
Sin embargo, el E-Drive no se limita a las cisternas de purín. Esta tecnología proporciona de hecho beneficios en muchos otros usos. Cada máquina con puente tracción puede beneficiarse de ella de manera ventajosa. Los esparcidores de estiércol de tipo Horizon son un buen ejemplo de esto. Son más pesados en la parte trasera por la tabla de esparcimiento y tienden aún a ser más pesados cuando el suelo traslada la materia hacia los cilindros lo que provoca una pérdida de peso a nivel del enganche. Gracias a las ventajas arriba mencionadas el E-Drive permite solucionar este problema sin tener que recurrir al lastrado del tractor.
La técnica E-Drive de JOSKIN es un sistema híbrido que se articula en torno a varios elementos clave, cuya integración ha sido concebida en colaboración con la empresa John Deere. Primero el motor, verdadera pieza fundamental del sistema. Transforma la energía eléctrica recibida en una potencia mecánica hasta 100 kW. La caja de transferencia con embrague fue concebida y es entregada por John Deere.
Por medio de dos cardanes el motor eléctrico
acciona los ejes. Entregados por MAN, fabricante mundial reconocido en el sector del transporte, combinan potencia y robustez.
En el caso de un vehículo eje triple, son los dos últimos ejes que llevarán la tracción suplementaria. Así el primer eje retráctil sobre ruta puede ser conservado, lo que ocasiona un ahorro de los neumáticos, una disminución de la resistencia del vehículo y así de la necesidad de energía. Además, cuando el eje delantero está en posición levantada en el campo, logramos otra tracción gracias al reparto de peso sobre el tractor y sobre los dos ejes motores. El tren de rodaje se caracteriza también por un dispositivo de diferencial, un teleinflado integrado, así como frenos con diámetro adaptado.
A partir de diferentes puntos de control e intercambio de datos sobre el ISOBUS entre el tractor y la máquina (velocidad de avance, carga por eje, ángulo de giro…), el sistema va a controlar automáticamente la energía transmitida al motor eléctrico de la máquina JOSKIN.
Este sistema pretende ser muy sencillo y totalmente transparente para el conductor.

Un generador como fuente de energía
La energía eléctrica es producida por un generador integrado en el tractor. La energía mecánica se transforma entonces en electricidad, la cual es transportada hacia la máquina Joskin. El sistema es seguro puesto que respeta las normas en materia de electrificación elaboradas por la AEF (Agricultural Industry Electronics Foundation).
E-Drive: combinar flexibilidad y sencillez
Con su solución híbrida (el E-Drive) JOSKIN sigue e impulsa las tendencias actuales, tales como el ahorro de combustible, la utilización de tractores más «livianos» para el transporte de volúmenes equivalentes o superiores y la búsqueda de un rendi- miento óptimo del trabajo en el campo.
En materia de eficacia, el E-Drive es a la vez más eficaz que un sistema hidráulico y más flexible que un sistema de tracción mecánica. Gracias a su gestión automática del reparto de la potencia, el dispositivo no requiere ninguna intervención por el conductor y resulta muy fácil utilizar.