Hasta ahora a Jungheinrich le está yendo mejor de lo esperado en esta crisis del coronavirus.

En los primeros nueve meses del año la facturación de todo el grupo fue de 2.720 millones de euros (frente a los 2.970 millones de euros de todo el año anterior). Es decir, la caída de ventas fue claramente menor a lo que todavía se temía en verano. Las entradas de pedidos fueron de 2.730 millones de euros. Gracias a la rapidez con que se adoptaron medidas para reducir los costes y garantizar la liquidez, se contuvieron los efectos negativos de la pandemia de covid-19 sobre los resultados de Jungheinrich. Jungheinrich dispone de sólidas reservas de liquidez y en los últimos meses ha reducido su endeudamiento neto de tal manera que al final del tercer trimestre incluso tenía un saldo positivo de 66 millones de euros. Con su participación en las ventas, alta y sostenida, el servicio post-venta de Jungheinrich ha colaborado especialmente a que Jungheinrich pudiese superar bien la crisis del coronavirus. Desde hace unas semanas la empresa vuelve a registrar una demanda creciente de sus clientes. Basándose en ella, el 21 de octubre Jungheinrich ya elevó sus previsiones para todo el año 2020.

El doctor Volker Hues, director financiero de Jungheinrich AG, explica: «En los primeros nueve meses de 2020 Jungheinrich se mantuvo firme a pesar de las difíciles condiciones del mercado creadas por la pandemia de la covid-19. Las medidas adoptadas el año pasado para resistir la tormenta han dado sus frutos. Las medidas de mejora de la eficiencia y reducción de costes, adoptadas rápidamente y con consecuencia, han obtenido el efecto deseado y colaborado a la estabilización de nuestras cifras en el apogeo de la crisis, algo que se plasma de forma positiva en el resultado de Jungheinrich. Jungheinrich saldrá reforzada de la crisis del coronavirus. Gracias a nuestra reducción decidida del endeudamiento y a la creación de reservas de liquidez, también estamos preparados para un posible repunte de la pandemia de covid-19 durante el invierno. En las próximas semanas y meses la protección de la salud de nuestras empleadas y empleados seguirá teniendo la máxima prioridad, así como el aseguramiento de la capacidad de suministro. Vaya el agradecimiento del consejo de administración para todo el personal de Jungheinrich: Ha demostrado su carácter de equipo durante esta crisis y ha realizado un gran trabajo en condiciones muy difíciles. En reconocimiento al sobreesfuerzo extraordinario que ha exigido la pandemia, este año Jungheinrich pagará a sus empleadas y empleados una prima única por el coronavirus.»

Evolución de enero a septiembre 2020

Entradas de pedidos y nivel de pedidos

Durante los primeros nueve meses del año las entradas de pedidos de productos nuevos, lo que incluye pedidos de vehículos nuevos y de alquiler, alcanzó la cifra de 80.700 carretillas. Es un 14 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior (94.100 carretillas). El valor de las entradas de pedidos, que abarca todas las áreas de negocio (productos nuevos, carretillas de alquiler y de ocasión, así como servicio post-venta), fue de 2.732 millones de euros, un 9 por ciento inferior al valor del año anterior (3.014 millones de euros). El nivel de pedidos de productos nuevos a 30 de septiembre fue de 833 millones de euros, lo que significa una reducción de 124 millones de euros, equivalente a un 13 por ciento, con respecto a la cifra del año anterior (957 millones de euros). Con respecto al nivel de pedidos a final de 2019, a pesar de la aparición de la pandemia de coronavirus el nivel de pedidos actual ha aumentado en 46 millones de euros, lo que equivale a un 6 por ciento.

Beneficios y situación financiera

En el periodo de enero a septiembre de 2020, el grupo Jungheinrich obtuvo un resultado del rendimiento financiero antes de impuestos (EBIT) de 150,2 millones de euros (año anterior: 197,3 millones de euros). La rentabilidad del EBIT (EBIT-ROS) alcanzó el 5,5 por ciento, frente al 6,6 por ciento del mismo periodo del año anterior. El resultado antes de impuestos (EBT) tras nueve meses alcanzó los 133,8 millones de euros (año anterior 183,3 millones de euros). La rentabilidad del EBT (EBT-ROS) fue del 4,9 por ciento (año anterior: 6,2 por ciento).

Modificación del pronóstico

Teniendo en cuenta que la evolución del mercado y del negocio ha sido mejor de lo que se preveía en verano, Jungheinrich elevó sus previsiones para el año fiscal 2020 y las publicó en una comunicación ad hoc el 21 de octubre de 2020. El consejo de administración de Jungheinrich AG calcula que la cifra de facturación de todo el grupo para el conjunto del año 2020 oscilará en la banda de los 3.500 a 3.700 millones de euros. Con la estimación actual, el EBIT 2020 debería estar entre 180 y 230 millones de euros. Cabe esperar que la rentabilidad del EBIT esté en una banda entre el 5,1 y el 6,2 por ciento. Además, se espera que Jungheinrich no tenga deuda neta al cierre del ejercicio, sino que espera alcanzar un activo neto situado claramente por encima de los 50 millones de euros.