HUBTEX presenta la nueva carretilla elevadora compacta para cargas pesadas (desde 8 hasta 30T) con motor eléctrico para espacios reducidos ROXX.

Por lo general, las cargas pesadas se transportan con carretillas elevadoras frontales. Sin embargo, cuando el espacio disponible es reducido, estos vehículos llegan rápidamente a sus límites debido a su longitud.

Las carretillas elevadoras compactas para cargas pesadas de la familia RoxX de Hubtex ofrecen una solución robusta a la par que manejable. El desarrollo se basa en la colaboración entre Hubtex y Dimos, cuyo resultado son las nuevas carretillas elevadoras compactas para cargas pesadas RoxX disponibles en diferentes series con capacidades de carga desde 8 hasta 30 toneladas y que permiten una manipulación eficiente de cargas pesadas en espacios estrechos.

Todos los vehículos de esta familia están dotados de mástiles de elevación estables y robustos y ofrecen una maniobrabilidad máxima y una vista panorámica óptima desde la cabina del conductor. Además, el motor totalmente eléctrico produce un funcionamiento mucho más eficiente, silencioso y de bajo mantenimiento. El vehículo es muy manejable y es apto tanto para el uso tanto en interior como en exterior.

Además, la RoxX tiene a su disposición dos sistemas de dirección. De serie se monta una dirección electrohidráulica con un eje articulado. Para lograr un mayor ahorro de espacio es posible montar la dirección eléctrica disponible opcionalmente. Por medio de una nueva dirección de rueda única patentada se reduce considerablemente el círculo de viraje, lo que supone un ahorro de espacio adicional en el radio de giro del 50 % en comparación con la dirección estándar. Todos los modelos pueden inclinarse desde – 5 grados hasta + 5 grados.

Hasta un 25% más estrecha y un 20% más corta que las carretillas frontales clásicas

Ya sean bobinas, rollos de papel, convertidores o herramientas: la nueva RoxX de Hubtex transporta estas cargas con seguridad y fiabilidad. Es, gracias a sus dimensiones compactas, que la RoxX brinda claras ventajas frente a las carretillas frontales clásicas: con una misma capacidad de carga, es hasta un 25 % más estrecha y hasta aproximadamente un 20 % más corta. En este caso, el punto de giro del vehículo se encuentra en el centro del eje motriz.

Estructura sofisticada para un transporte seguro de las cargas

En la RoxX, la estructura del mástil de elevación tiene una importancia destacada. Por una parte, el mástil de elevación debe alojar cargas pesadas y moverse de forma segura, y por otra no puede limitar el campo visual del conductor. A fin de garantizar a los clientes una gran flexibilidad, Hubtex ofrece tres variantes de mástiles de elevación: como modelo estándar hay disponible un mástil de elevación sencillo de 2 etapasque alcanza una altura de elevación de 3400 mm, y además un mástil de elevación de 2 etapas con gran elevación libre (duplex) y un mástil de elevación de 3 etapas con gran elevación libre (triplex).

Hubtex también fabrica soluciones especiales de mástiles de elevación para dar respuesta a las necesidades individuales de sus clientes.

El mástil de elevación de construcción óptima y las grandes ventanillas ofrecen al conductor una vista panorámica perfecta desde la espaciosa cabina. A través de la pantalla multifunción fácil de usar de última generación HIT3, el conductor tiene siempre a la vista todos los datos importantes del vehículo.

Rendimiento un 30% superior gracias al accionamiento totalmente eléctrico

El accionamiento de la nueva carretilla elevadora de Hubtex es totalmente eléctrico. Esto procura un rendimiento un 30% superior en comparación con los vehículos dotados de un accionamiento electrohidráulico.

Además del menor consumo energético, también se reducen los costes de servicio,  puesto que el vehículo carece de cualquier dispositivo de conducción hidráulico que precise de un mantenimiento frecuente. Gracias a la estructura modular de la carretilla elevadora compacta para cargas pesadas también se garantiza el acceso óptimo para efectuar tareas de mantenimiento y de reparación.

A esto debe añadirse la posibilidad de abatir fácilmente la cabina del conductor lo que, en caso de ser necesaria una intervención de servicio, permite tiempos de respuesta rápidos y un mantenimiento sumamente sencillo. Los trabajos de sustitución de la batería pueden efectuarse también sin complicaciones gracias a los registros de acceso en la batería y a un enclavamiento mecánico.