La tecnología XRT de TOMRA de clasificación de minerales basada en sensores mejora significativamente la productividad y aumenta la vida de la mina de estaño San Rafael.

MINSUR SA es una empresa minera peruana, integrante del Grupo Breca, propietaria y explotadora de la mina subterránea de estaño más grande del mundo. Ubicada en San Rafael, en la Cordillera Oriental de los Andes, Perú, a una altitud de entre 4.500 y 5.200 metros sobre el nivel del mar, la producción de estaño de la mina supuso cerca del 6 % del total mundial en 2015, cuando se extrajo y procesó alrededor de 1 millón de toneladas de mineral con una ley media del 2,13 %, logrando 20 kt de concentrado de estaño. Ese mismo año, MINSUR inició una serie de iniciativas para garantizar el valor futuro de la mina e hizo frente a problemas como el descenso de la ley del mineral debido al agotamiento de las partes ricas en mineral del yacimiento y los costes de explotación.

Objetivos del proyecto de clasificación: mejorar la productividad y ampliar la vida de la mina

Entre las iniciativas mencionadas destaca el proyecto de clasificación de minerales. Se inició en 2015 en colaboración con TOMRA Sorting Mining, con el objetivo de rechazar material de baja ley en el material de mayor granulometría. El proyecto podía hacer frente al cuello de botella que se producía de forma habitual en la sección húmeda al ser capaz de eliminar del flujo de entrada el “material no rentable” antes de entrar en dicho costoso procesamiento húmedo. Al aumentar la ley del producto de entrada, se mejoraba así la productividad de la mina.

Una de las consecuencias positivas que se esperaba del proyecto era la ampliación de la vida de la mina.

Tres factores indicaban que la clasificación de partículas basada en sensores iba a ser eficaz para eliminar residuos en la mina San Rafael. En primer lugar, la alta absorción de rayos x transmitidos del estaño en casiterita, debido a la alta densidad específica y atómica. En segundo lugar, las estructuras de la casiterita, que se presenta como grandes racimos de casiterita dentro de rocas poco pesadas y que tienen un tamaño suficiente para ser detectadas por la tecnología de transmisión de rayos x (XRT). Por último, la importante liberación de material sub-económico (residuos “no rentables”) sometidos al proceso de clasificación basado en sensores.

Para evaluar la viabilidad del proyecto, TOMRA realizó una serie de pruebas metalúrgicas a muestras geológicas de San Rafael, y tras ellas se llevaron a cabo pruebas de rendimiento. Estas pruebas indicaron que el yacimiento se adaptaba especialmente bien a la tecnología XRT al tener entre un 70 y un 80 % de partículas no rentables de una gama de tamaños muy amplia (de 6 a 70 mm) que podían rechazarse.

El proyecto se aprobó y, en vista de su importante potencial económico, se acortaron los plazos y logró completarse en tan solo 14 meses. TOMRA y su socio en Perú, encargado de suministrar e instalar el sistema de clasificación XRT, trabajaron codo con codo con MINSUR durante los 6 meses que duró el periodo de puesta en marcha.

Rápida amortización y numerosos efectos positivos en la planta de clasificación XRT de TOMRA

El proyecto de clasificación de minerales con el sistema XRT de TOMRA ha ofrecido importantes ventajas financieras desde el principio. Así, MINSUR ha amortizado en tan solo 4 meses el capital invertido. En 2017, aportó unas 6.000 toneladas de estaño, que supusieron cerca del 36 % de la producción total de MINSUR.

El impacto del proyecto en el funcionamiento de la mina San Rafael está contribuyendo de varias formas a reducir los costes de capital y explotación de la mina:

  • Valor añadido: La clasificación XRT de minerales basada en sensores, de TOMRA, está convirtiendo residuos no rentables en minerales rentables, dado que el material de la planta principal que no alcanza el límite exigido puede tratarse con menos costes de explotación y convertirse en reservas.
  • Mayor capacidad de la planta principal, que pasó de las 2.950 tdp, antes de la implantación, a las 3.200 tdp actuales, como resultado del proceso de trituración llevado a cabo en la planta de clasificación XRT.
  • Mejora significativa de la recuperación global de la planta principal, que pasó del 90,5 al 92,5 %. Todo ello se debe a que la clasificación de minerales basada en sensores rechaza partículas con casiterita mineralizada muy fina demasiado pequeña para que la detecte el sistema XRT. Gracias a esto, logra mayor ley y mayor tamaño de mineralización.
  • Vida más larga de la mina: actualmente, un 24 % del material de entrada de la planta de clasificación de minerales basada en sensores son minerales subterráneos de baja ley, que en el pasado se habrían rechazado por no alcanzar el límite exigido. Este aumento en las reservas amplía enormemente la vida de la mina.
  • Eliminación de cargas mediante el tratamiento y eliminación adecuados del 100 % de las reservas.
  • Menor eliminación de residuos, ya que el sistema de clasificación basada en sensores reduce la cantidad de residuos al aumentar la calidad del material de entrada a la planta.

El éxito del proyecto ha demostrado el gran potencial de la tecnología XRT de TOMRA y, por ello, la empresa prevé incluir la clasificación XRT de minerales basada en sensores como posible ruta de procesamiento en todos sus futuros proyectos.