La mejoría de la actividad en la mayoría de los mercados se tradujo en un aumento de las ventas de de Volvo CE del 6% en el cuatro trimestre de 2020 y en un crecimiento de los pedidos del 31%.

A pesar de la fuerte caída de la demanda durante el primer semestre del año a causa de la pandemia de la Covid-19, Volvo Construction Equipment (Volvo CE) consiguió recuperarse y mejorar los niveles de ventas e ingresos de explotación durante el cuarto trimestre de 2020.

En el cuarto trimestre de 2020, las ventas netas aumentaron un 6% hasta alcanzar los 20.810 millones de SEK (19.716). Una vez introducidos los ajustes por fluctuaciones de divisas, el crecimiento en las ventas netas fue de un 15%. Los ingresos de explotación también aumentaron hasta los 2.321 millones de SEK (1.931), lo que corresponde a un margen operativo del 11,2% (9,8). Los ingresos se beneficiaron del aumento en las ventas de maquinaria y servicios.

En el caso del ejercicio completo, las ventas anuales cayeron un 8% hasta una cifra de 81.453 millones de SEK (88.606). Los ingresos de explotación ajustados disminuyeron hasta los 10.071 millones de SEK (11.910), lo que corresponde a un margen operativo del 12,4% (13,4).

CONDICIONES DEL MERCADO

Tras una pronunciada caída coincidiendo con el inicio de la pandemia en primavera, la demanda empezó a recuperarse en la segunda mitad del año. Hasta el mes de noviembre, los mercados de Europa y Norteamérica acumulaban una caída del 14%, mientras que en Sudamérica el crecimiento fue del 12%, en gran medida gracias a la mejoría en el mercado de Brasil. Los estímulos del gobierno propiciaron un importante rebote en China, que creció un 28%, aunque en el conjunto del continente asiático el descenso fue del 6%.

PEDIDOS Y ENTREGAS

Durante el cuarto trimestre de 2020, la entrada neta de pedidos en Volvo CE creció un 31%, gracias a la mejoría de la actividad en muchos mercados y a la necesidad de reaprovisionamiento de los concesionarios. El aumento de los pedidos fue de un 20% en Europa, mientras que en el caso de Norteamérica la caída fue de un 18% (en comparación con las cifras récord de pedidos de 2019). En Sudamérica los pedidos crecieron un 182%, respecto a unos niveles de partida bastante bajos en la mayoría de los mercados. En Asia los pedidos aumentaron un 39%, gracias a las medidas de estímulo del gobierno de China y a la mejoría de la situación en otros mercados.

Las entregas aumentaron un 21% durante el cuarto trimestre de 2020, en gran medida por los elevados volúmenes de China, así como de otros mercados asiáticos y de Brasil.

“En 2020, la pandemia nos planteó unos desafíos nunca antes vistos en la era moderna”, afirma Melker Jernberg, presidente de Volvo Construction Equipment. “Pero en colaboración con nuestros socios y proveedores hemos podido acompañar a nuestros clientes en las diferentes etapas de esta crisis. La actividad de construcción ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia, lo que transmite una gran confianza a los clientes, como demuestra el importante crecimiento de los pedidos.”

En el cuatro trimestre Volvo CE empezó a distribuir sus cargadoras de ruedas y excavadoras compactas eléctricas, el primer paso en el camino de la empresa hacia la movilidad eléctrica.